¿Una ecografía del bebé? Mejor tocarlo

Aunque no nos acordemos, a muchos de los aquí presentes, y lo digo solo por la edad, nos realizaron la primera foto aun sin haber nacido. Como es lógico, no nos acordaremos nunca y saliéramos fotogénicos o no, éramos el centro de atención durante un tiempo. Todo esto era posible gracias a lo que se conoce como ecografía, una técnica que permite obtener imágenes bidimensionales a través de un proceso de ultrasonidos.

bebe-3d

Pero tal y como has leído en el titular, ahora se ha dado un nuevo paso adelante. ¿Para qué conformarnos con verlo en una fotografía o a través de un monitor? Si ahora lo que se lleva es palparlo, y además, guardarlo como un bonito recuerdo.

La tecnología nos permite realizar ahora copias exactas del feto e imprimirlas con las ya mencionadas impresoras 3D. Mediante una ecografía tradicional, es posible manipular y obtener un molde en tres dimensiones que posteriormente será impreso y podremos llevarnos a casa para tener como recuerdo. Sí, como si de un documento o imagen se tratase, así de fácil. Es lo que tiene vivir en pleno siglo XXI.

Esta técnica está siendo aplicada por Tecnología Humana 3D, una compañía brasileña que inicialmente pretendía ofrecer una nueva posibilidad para el estudio de malformaciones y complicaciones en los embarazos, pero que sin embargo han conseguido encontrarle alguna que otra utilidad extra, ya que por un lado nos permite obtener una pequeña escultura de nuestro pequeño, y por el otro ayuda a los invidentes a poder “tocar” a sus criaturas, una ventaja que sí considero interesante y hermosa para los papás.

bebe-impreso

Jorge Roberto Lopes, máximo dirigente de la empresa, ha destacado la utilidad de este nuevo proyecto, el cual, además de dejarnos un bonito recuerdo en casa, permite ayudar en todo lo posible al sector médico para valorar y estudiar toda clase de complicaciones que se pudieran ocasionar, pudiendo tener un mayor acceso a ellos mediante la impresión en un objeto físico.

¿Te gustaría tener un recuerdo de este tipo? Por ahora, su precio varía dependiendo del tamaño del feto, aunque se calcula que ronda los 180 euros. No obstante, podemos cruzar de continente y llegar hasta Japón, la cuna de la tecnología, ya que si algo se ha inventado hace 3 días, es muy posible que en Japón ya lo usaran desde hace 4.

Llegamos hasta el país nipón porque resulta que aquí encontramos otra compañía que únicamente utiliza las ecografías para poder reproducir en el tamaño que queramos a nuestro pequeño feto. Desde un llavero hasta uno a tamaño real. Es decir, puros fines comerciales.

Lo cierto es que todo esto suena un tanto extraño y con imágenes apenas podemos imaginarnos nada, por lo que aquí tenéis un vídeo explicativo en el que podréis ver los detalles:

 Anda que no le gustaría a más de uno tener a estas alturas un molde de cuando éramos algo tan pequeño como un simple libro, que éste fuera gordo o flaco ya depende de cada uno.


Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.