Etiqueta - orange

Vodafone también usa engaños para retener a sus clientes

images Por lo visto, Movistar no es la única que está usando tácticas extrañas para retener a los clientes que están yéndose a Yoigo.

Hace unos días, leía que Vodafone estaba ofreciendo a los clientes que querían irse a Yoigo una tarifa que no era pública, una copia de La Infinita pero con peores condiciones (límite de 2 horas por llamada, 24 meses de permanencia, penalización por romper la permanencia no prorrateable…). Después vi que muchos afirmaban, extasiados de gozo, que iban a aceptar esta "oferta" y quedarse en Vodafone.

Sin entrar a valorar los numerosísimos casos de facturaciones incorrectas por parte de la operadora roja, que yo sufrí en mis propias carnes como podréis leer aquí, y que a estas alturas cuesta creer que sean fortuitas, no soy nada partidario de aceptar las contraofertas de este estilo porque lo que estamos haciendo es fomentar el "tomapelismo". En otras palabras, te están diciendo "mientras eres un cliente fiel, te pegamos el palo a base de bien, eso sí, si intentas irte te haremos nuestras mejores ofertas". Pues oiga, métanselas por donde le quepan, habérmelo dicho antes en vez de estar chupándome la sangre.

Si todos hiciéramos esto, al final no tendrían más opción que cambiar el sistema. Pero hay tantísima gente que cae en estas trampas… ¿qué incentivo tienen para cambiar el sistema entonces las 3 marías (Vodafone, Orange y Movistar)?

Pero vayamos al tema, aquí tenemos un ejemplo de cómo Vodafone intenta engañar a sus clientes para que no cambien de compañía:

"Pues nada, desde hoy , 4 líneas portadas de Vodafone a Yoigo.
Tras 12 años en vodafone, harto de sus pocos detalles y múltiples facturas erróneas, hemos dado el paso y nos hemos cambiado a la infinita.
Espero que todo vaya bien."

"Inicié la portabilidad el viernes, y hasta ayer a las 14:00, recibí 9 llamadas de comerciales Vodafone que, no contentos con ofrecer tarifas desconocidas para usuarios que les han sido fieles durante muchos años como nosotros, no hacían otra cosa que dudar de la veracidad de la tarifa de Yoigo, llegando a calificarla de timo, y diciéndome que nos arrepentiríamos de la decisión.
No pasamos por momentos en los que precisamente a uno le guste regalar el dinero, pero sinceramente, estoy hasta los mismísimos de vodafone ya, así que por mucha oferta que me ofrecieran, la decisión ya estaba tomada."

Mi enhorabuena a la persona que ha escrito estas palabras, gracias a gente como ella estamos un poco más cerca de que  la mafia las operadoras dejen de tomarnos como los tontos de Europa. Estos sólo entienden cuando les tocan el bolsillo.

Orange sigue los pasos de Yoigo y resucita a Amena como marca low cost. Análisis y review de sus tarifas.

Después del post sobre Yoigo y su revolucionaria Tarifa Infinita, no podemos dejar de comentar la curiosa reacción de Orange la cual produjo bastante expectación hasta que fue concretada.

Como decíamos, Yoigo había sacudido el mercado al sacar su Infinita dejando prácticamente obsoletas todas las tarifas de más de 30 euros de los operadores con red propia. Que era un movimiento al que las demás tenían que reaccionar antes o después era algo claro, y Orange ha hecho una jugada bastante genial.

Se filtró que se estaba trabajando en la resurrección de Amena, marca que todos los que son de mi generación recuerdan con nostalgia y cariño. Muchos de nosotros empezamos con ella o estuvimos ahí durante mucho tiempo, era una empresa que venía a romper con Movistar y Airtel/Vodafone aportando precios más bajos y una imagen totalmente juvenil y fresca. En nuestra memoria quedan aquellos anuncios con la canción Libre de Nino Bravo versionada por el Chaval de la Peca:

Y, cómo no, para aquellos que en esa época éramos estudiantes los famosos "Dúo" nos venían que ni pintados para hablar con las novietas a precio reducido.

Luego, como por desgracia suele ocurrir, llegó Orange y compró la compañía relegando a Amena al olvido y eliminando de golpe y plumazo todo el trabajo conseguido por los creativos de la marca (creo que no había ningún anuncio de la operadora verde que no rebosara originalidad a raudales que ya no he vuelto a ver en ninguna otra).

Pero llegamos a la actualidad, y el panorama es totalmente diferente. Yoigo y las OMV están quitando clientes a mansalva y Orange tiene como objetivo ambicioso arrebatar el segundo puesto a Vodafone. Se empieza a negociar la compra de Simyo, una de las OMV con mayor repercusión, pero la operación no sale bien, y la gota que colma el vaso llega con La Infinita de Yoigo y su potente y ruidoso puñetazo en la mesa. Hay que actuar.

Pero claro, si Orange saca una tarifa igual o similar a la de Yoigo… ¿cómo explicamos a los clientes que están pagando, por ejemplo, 79 euros en la Delfín 79 que sacamos una opción por menos de la mitad y con más ventajas? El caos puede ser absoluto: cualquiera con un mínimo de criterio se querrá acoger a la nueva modalidad y la gran mayoría de las tarifas quedarían obsoletas … ¿qué hacemos con las permanencias ya establecidas? ¿Y cómo asumimos la merma de ingresos que va a suponer que la gente deje de pagar nuestros precios abusivos y mafiosos?

Hasta que a alguien se le ocurre la genial idea. "Oye, pero si tenemos un activo brutal sin aprovechar que está dormido en un cajón… y se llama Amena". Básicamente, lo que Orange ha hecho es sacarse una marca low cost de la manga con la ventaja que puede suponer el hecho de que dicha enseña no tiene que empezar de cero: ya hay una cantidad ingente de personas que la conoce, que les suena, que tienen asumido que su color es el verde, y encima la recuerdan con cariño y nostalgia. Sin contar el hecho de que gran parte de la imagen de marca ya está desarrollada, con el consiguiente ahorro de tiempo a la hora de lanzarla.

Y así ha sido. Orange quiere vendernos a Amena como una OMV tipo Simyo, Pepephone, etc. Pero no lo es. En realidad se trata, ni más ni menos, que dos tarifas aparte de las oficiales. La facturación es del mismo sistema de Orange (sólo cambia el logotipo y el color, pero la estructura de la factura es idéntica), las SIM que envían son de Orange, la red que aparecerá en tu móvil es Orange… pero se te facturará en base a la tarifa Amena que elijas. Y de ellas vamos a hablar ahora mismo, así como de sus ventajas e inconvenientes.

Leer más

Aunque parezca increible, hay veces que parece que algunas operadoras de ADSL no quieren vender

adsl Acostumbrados como estamos a que las operadoras de móviles y de ADSL nos llamen a todas horas para intentar vendernos sus servicios (cuando no directamente a estafarnos con mentiras), me han ocurrido dos casos recientes que me han sorprendido bastante.

Empecemos por el principio. En mi casa tengo una mísera ADSL de Ya.com de 3 megas, por la cual estaba pagando 20 euros al mes (sin llamadas gratis incluidas y por supuesto pagando la cuota de mantenimiento de línea a Telefónica). Hasta ahora aguantaba con ello porque el fijo no lo usamos prácticamente nada y además los usos intensivos de internet los suelo hacer en la empresa. Pero esta conformidad cambió por dos motivos:

– El primero es que después de tener 10 megas en la tienda durante unos meses, el tener 3 megas en casa se hacía comparativamente odioso.

– A un familiar le llamaron de Orange para hacerle una oferta jugosa de internet (6 megas de bajada y 640 kb de subida)+llamadas+línea a 39,95 euros al mes.

Este familiar se acogió a la oferta y yo mismo fui a instalárselo, y comprobé que funcionaba más que bien, sobre todo teniendo en cuenta que al final no eran 6 megas sino 7 los que le llegaban. Esto último fue lo que me acabó de decidir. Raudo y veloz, voy a la página de Orange, relleno todos los formularios con los datos pertinentes y finalizo el proceso. Al cabo de unos instantes, recibo un mail con una copia de todos los datos que había introducido y confirmándome que mi pedido estaba en marcha y que me irían avisando del proceso. Esto fue el día 4 de enero.

Fueron pasando los días, y no tenía ninguna noticia nueva. Como a mi familiar le tardó más o menos un mes, no le daba importancia, y me fui olvidando del tema. Pero cuando ya habían pasado casi dos meses, llamé por teléfono (un 902 para más señas, increíble que haya que pagar por consultar el estado de un alta nueva) y lo que me dijeron me dejó a cuadros:

Leer más

Simyo me sigue dando por el saco hasta despues de haberme ido

Tal y como os conté en este post, hace poco más de un mes dejé todos mis sufrimientos con Simyo (los cuales os he contado largo y tendido) y me fui a Orange (contrato básico). Estaba yo más contento que unas pascuas, habiendo dejado atrás los cruces de línea, las llamadas fantasma, etc. y encima llamando más que nunca a un precio bestial. En total, 7 personas más (entre amigos y familiares) se han venido a Orange también para aprovechar promociones como Amigos a Cero y así poder hablar entre nosotros al mejor precio posible. De esas 7 personas, 3 de ellas también estaban en Simyo antes de pedir la portabilidad.

Pues bien, se da la casualidad de que este fin de semana hemos coincidido estas 3 personas y yo, y hablando sobre el tema sale a relucir un error que todos estamos sufriendo: no nos pueden llamar desde fijos de Telefónica, cuando lo haces sale una locución que dice “El servicio solicitado no está disponible desde este teléfono”. Yo ni me había dado cuenta hasta que he hablado con ellos.

Dado que el hecho de trabajar como técnico informático te hace pensar de una manera peculiar, empiezo mis divagaciones:

Leer más

Me voy de Simyo… por fin!

Después de multitud de posts informando de todos los problemas que he tenido con esta OMV, por fin he decidido dar el paso y largarme lo antes posible de Simyo. Han sido muchos meses aguantando los cruces de líneas y las llamadas fantasma, junto con los problemas de facturación de internet en la prepago de mi pareja. Sin contar la cantidad de veces en que alguien te llama y le da como apagado o fuera de cobertura y tú ves el nivel de señal a tope en tu terminal. Esperando la tan cacareada tarifa plana que iba a revolucionar el mercado, anunciada creo recordar en septiembre de 2008 y de la que todavía no sabemos nada.

Hace poco hubo un par de semanas en las que, en mi caso, creo que podría decir que una de cada dos llamadas de las que hacía acababan siendo llamadas fantasma (mi amigo Andrés sabe bien de lo que hablo, si fuéramos de otra manera tendríamos un montón de amigos/as nuevos porque cada vez que nos llamábamos terminábamos hablando con otras personas).

El colmo fue una noche que intenté hablar con mi novia. 5 minutos, sí sí, 5 minutos pasaron hasta que pudimos establecer comunicación. Llamaba yo, llamada fantasma. Llamaba ella, le decía que mi móvil estaba apagado o fuera de cobertura (pero os aseguro que la tenía a tope). Y así durante esos 5 minutos, alternando los dos entre llamadas fantasma y errores de conexión. Lo mejor fue que una vez lo conseguimos, a los pocos minutos se cortó. Ahí fue cuando me dije a mí mismo que ya estaba bien de aguantar tanto, y de que me estafaran (cada llamada fantasma te cobran el establecimiento más los segundos que pasan hasta que te das cuenta que estás charlando con el vacío).

Simyo

Imagen gráfica de cómo trata Simyo a sus clientes, no hace falta decir que el muñeco que está detrás es esta OMV y el que está agachado representa a sus usuarios.

Así pues hace unos días solicité la portabilidad a un básico de Orange y, si no falla nada, hoy mismo seré de la operadora naranja. Concretamente he escogido un contrato básico con la tarifa plana mini, el cual combinándolo con diversos módulos de ahorro y trayéndome a varios familiares y amigos que están medio convencidos de abandonar Simyo también creo que al final ahorraré dinero y todo. En líneas generales, esto es lo que voy a obtener:

– Establecimiento de llamada a 7,5 céntimos (contra los 15 normales).

– Mensajes a 7,5 céntimos (en Simyo 9 céntimos)

– Por las mañanas, 9 céntimos minuto a cualquier destino. De 18 a 8 horas, tarifa plana de 300 minutos para llamar a quien quiera sin establecimiento de llamada. Y una cuota mensual por esta tarifa plana de 7,5 euros (es decir, por las tardes me sale a 2 céntimos el minuto suponiendo que agotara el tiempo que me dan).

Leer más