Etiqueta - garantía

Caelsa, otro pésimo mayorista informático

Después de leer esta entrada de Al otro lado del mostrador no puedo más que manifestar mi apoyo moral al tendero por la gran putada que le han realizado con la gestión de garantía de un portátil Asus tanto esta marca como el mayorista Caelsa.

A Caelsa nosotros no le hemos comprado nunca nada, de hecho no somos ni siquiera clientes suyos, pero teníamos consciencia de que era distribuidor oficial de Asus. Sinceramente a estas alturas ya me lo creo todo, y visto lo visto comprar a un mayorista porque sea oficial de alguna marca no supone ninguna diferencia.

Después de ver el post del tendero no he podido evitar dedicar una pequeña entrada a este caso, con dos objetivos:

– Por un lado aumentar la notoriedad de la incidencia, aunque estoy seguro de que muchos lectores de este blog también lo son de Al otro lado del mostrador.

– Por otro vincular varias veces la palabra Caelsa al post del tendero en vez de a la página oficial del mayorista. Ahora mismo si buscas “Caelsa” en Google sale en sexta posición la entrada del tendero. Con la ayuda de los bloggers del gremio podemos hacer subir esta posición de manera que si alguien busca el nombre del mayorista el resultado sea mejor (lo ideal sería una segunda o tercera posición, la primera será chunga de conseguir).

Así pues hago un llamamiento a todos los blogueros tenderiles para que unamos fuerzas y consigamos el objetivo. Muchas veces nos quejamos de la falta de unión en nuestro sector, si al final lográramos este hito nos habremos demostrado a nosotros mismos que SÍ podemos hacer daño (a nuestra manera) a estas empresas déspotas que se creen que somos la última cucaracha que pueden pisotear.

Actualización: 2 horas después de haber publicado este artículo, el blog del tendero ha subido un puesto (del 6 al 5) y este post aparece en la posición 7. ¡¡¡Increíble cómo indexa Google los blogs!!!

Cantidades anormales de fallos en placas base MSI

Placa base MSI Hace ya bastante tiempo que quiero dedicar una entrada a algo que venimos observando desde hace meses (yo diría que incluso un año) con las placas base de la marca MSI. Nuestro “mayorista favorito maldito”  lleva esta marca de placas desde hace bastante y cuando era nuestro principal suministrador montamos varios ordenadores con ellas, desde gama media a gama alta. Pues bien, aunque es posible que alguna se haya salvado es ingente la cantidad que nos ha dado problemas:

– La gran mayoría presentaba problemas con los puertos USB. Por ejemplo, le conectabas una webcam y no iba ni a la de tres. Le ponías a ese ordenador una tarjeta PCI de puertos USB adicionales y a funcionar sin problemas (mientras no usaras los puertos de la placa, claro). Era algo aleatorio, a lo mejor ese mismo cliente conectaba un ratón USB y no había incidencia alguna. También se daba el caso de que conectabas un periférico y lo instalaba correctamente, pero al día siguiente cuando volvías a encender el ordenador ya no lo reconocía. Un cliente en concreto que es el que estoy recordando en este momento se llevó hasta 3 webcams y no consiguió poder usar ninguna hasta que le pusimos la tarjeta PCI.

Esto nos ha pasado con varias placas de diferentes sistemas (Intel y AMD). No sería justo no mencionar que esto mismo también nos ha pasado recientemente con algunos ordenadores que hemos montado con placas ASUS.

– Otro caso que nos trajo de cabeza fue con una placa base de gama alta para un sistema AMD. El cliente nos decía que se le reiniciaba el ordenador aleatoriamente. A veces se lo hacía a los 10 minutos de llevar encendido y otras a las dos horas. Le hicimos de todo, le cambiamos el ordenador entero y al final con tanta prueba y error lo que sucedía era lo siguiente: cuando la tarjeta de red integrada en la placa soportaba mucho tráfico (por ejemplo programas P2P) el ordenador se reiniciaba cuando llevaba un ratito con ese tráfico. Lo mejor del caso es que llevaba integradas 2 tarjetas de red gigabit y daba igual cuál usaras: en el momento en que encendías el emule o pasabas datos a través de la red de un ordenador a otro reinicio al canto.

Leer más

Y seguimos con el culebrón Acer…

Hoy nos ha llegado el portátil Acer del que hablábamos hace unos días. Como recordaréis, se trataba de una máquina que enviamos en garantía, a la cual le cambiaron el disco duro y la placa base y que cuando nos llegó resulta que no le funcionaba el sonido. Pues bien, lo primero que tengo que decir es que esta vez han sido sumamente rápidos: una semana, día arriba día abajo. Imagino que el hecho de que fuera un portátil que había acabado de salir del servicio técnico y ya estaba otra vez allí habrá tenido algo que ver para que aceleraran el proceso.

Al final el problema era que no estaban bien conectados los cables de los altavoces, tal cual ya habíamos apostado entre nosotros. Increíble, me hacen volver a enviar el ordenador porque a uno de sus técnicos se le olvidó conectar un cable. De puta madre, eso es eficiencia y lo demás son tonterías.

Lo mejor de todo es que viendo la hoja de reparación, en el campo donde se anotan los apuntes que hace el teleoperador cuando te recoge la incidencia, les dice sutilmente a los técnicos que miren si hemos tocado las particiones del disco duro o hemos instalado un sistema operativo diferente del que viene de fábrica y que si es así nos pasen presupuesto de reparación. Ya noté que me incidía bastante en ese tema cuando llamé para reportar el problema, al menos tres veces tuve que repetir que no había hecho tales cosas, se ve que se le había metido entre ceja y ceja este hecho.

Pero no nos libramos de las putadas de Acer. Ahora resulta que me viene con una marca en la tapa superior, parece como hecha con rotulador permanente pero os aseguro 100% que esa mancha no estaba allí cuando lo enviamos. Aquí tenéis una foto, podéis pinchar en ella para verla más grande:

Acer mancha tapa garantía

Pero eso no es lo peor, lo peor es que cuando reviso la parte inferior del mismo me encuentro con que no han cerrado bien una de las tapas y el portátil cojea (también podéis ampliar pinchando encima):

Acer mala reparación tapa abierta

Leer más

Otra putada con un Acer, y ya van…

Portátil Acer en Homotecno A riesgo de parecer cansino (esto al final parecerá un blog anti-Acer, pero nada me gustaría más que no tener que escribir posts de este tipo) tengo que contaros la última pasada que me han hecho en el servicio técnico de esta marca, que ha tenido como resultado que hayamos tenido que comprarle otro portátil nuevo al cliente (esta vez un Toshiba)… sí sí, otra vez a pagar y llorar. No me extraña que en casos como estos se nos pase por la cabeza dejar de vender portátiles como comentó Sólo-PC.

La situación es la siguiente. Hace un tiempo pedimos un Acer para un cliente. Nos llega y cuando estábamos haciendo las comprobaciones oportunas vemos que la batería no funcionaba, es decir cuando lo desconectabas de la alimentación se apagaba como si no tuviera batería puesta. Nos ponemos en contacto con el SAT y nos hacen enviar sólo la batería (por suerte). Como lo normal son mínimo 15-20 días, le pedimos otra máquina igual al cliente y se lo lleva. Tema resuelto con ese usuario.

Tal cual nos imaginábamos, a los más o menos 15 días nos llega la batería nueva, la probamos y todo estaba correcto, así que empaquetamos el portátil y esperamos a poder venderlo a otro cliente que le cuadrara por precio y características. Y esto pasó hace 2 meses. Llega un vecino de nuestro pueblo que nos pide un portátil y resulta que el que teníamos le venía que ni pintado. Se lo mostramos, le encanta y se lo queda junto con otras cosas (multifunción, antivirus, ratón, y maletín). Al día siguiente va uno de los técnicos a montarlo y lo deja todo funcionando.

En eso que pasa un mes y el cliente se acerca por la tienda y nos dice que desde hace un par de días no puede usarlo, que se le apaga solo, se le cuelga, se le reinicia… vamos, que no aguanta ni 10 minutos seguidos. Cuando nos lo trae comprobamos la veracidad de estos hechos. No podemos ni restaurar el sistema porque a los pocos minutos se apaga, esté o no esté la batería puesta. “Ale, ya tenemos otro Acer gafado” pensé para mí. Así las cosas me pongo en contacto otra vez con el SAT y esta vez enviamos el portátil entero.

Cuando faltaban pocos días para cumplir un mes desde que lo enviamos, ayer mismo Acer nos llega dando la casualidad que pocas horas antes había venido el propietario a ver cómo estaba el asunto un poco disgustado porque “estoy pagando el internet sin poder disfrutarlo” (conste que no tuvo ningún mal modo con nosotros, ya que entendía que no podíamos hacer nada más). Así pues le llamo y le doy la buena noticia, notando un tono poco disimulado de alegría en su voz. Le digo que voy a probar que todo esta bien y que si así es el viernes se lo llevamos y lo dejamos instalado otra vez.

Miro el parte y veo que le han cambiado la placa base y el disco duro, casi nada. Y allí me tienes, acabando de instalar el Windows Vista, quitando toda la porquería de programas que les mete Acer “de mis amores”, probándolo todo, etc. Y en eso que cuando ya llevaba un buen rato trabajando en él me doy cuenta de que no había oído ningún sonido. Hago unas pruebas y nada: aquello no sonaba ni mostrándole un cuchillo jamonero por la webcam. Me ahorraré explicar todo lo que hice ante aquella situación porque es lo normal: desinstalar driver, bajar driver, probar driver… Todo esto aderezado con que el FTP de Acer es de lo peor que hay, todas las últimas veces que he intentado bajarme algo de allí ha sido una tarea casi imposible: desconexiones, lentitud extrema… una maravilla vamos.

Siguiendo nuestra filosofía tontería particular, me meto en la piel del cliente de a pié y me imagino cómo me sentiría yo si el de la tienda me llamara y me dijera que hay que enviarlo otra vez y esperar otro mes más porque el portátil de los cojones ha venido con otro fallo que encima no tiene nada que ver con el anterior. No he tenido que pensarlo mucho, cojo el teléfono y:

– Fernando, que resulta que hemos estado probando el portátil y tiene otro fallo, ahora el sonido no funciona, no tenemos más remedio que enviarlo otra vez…

– No me jodassssss (dadle un tono de desesperación para situarnos)

– … pero no te preocupes, ante estas situaciones nuestra política es hacernos responsables y cambiártelo por uno nuevo, por supuesto de otra marca. Te hemos buscado un Toshiba del mismo rango calidad-precio y que además tiene alguna cosilla más que el otro (me refería a que el Toshiba lleva bluetooth incorporado).

– Aaaahhh, eeeehhhh, errrrrr, vale vale, oye pues muchas gracias.

– De nada, es que me pongo en tu piel y un ordenador que ha tenido tanta problemática no lo querría ni en pintura, así que no te preocupes que el viernes por la tarde como habíamos quedado vamos a montarte el nuevo. Te llamamos por la mañana para confirmar hora.

– Estupendo, pues nos vemos el viernes. Muchas gracias.

Y así ha sido, hoy hemos recibido el Toshiba, hemos hecho el proceso típico (limpieza de programas guarros, actualizaciones hasta día de hoy, instalación de antivirus, test) y ya lo tenemos preparado para montárselo al cliente.

Ahora contad lo que ha supuesto esta venta: margen paupérrimo con el Acer, horas mala leche de trabajo perdidas tanto de montaje a domicilio como de ajuste y comprobación de las dos máquinas, mala leche por un tubo, y un portátil que cuando nos llegue arreglado tendremos que ofrecer por debajo de precio de coste pues ya ha sido usado. Así da gusto vender, ¿eh? Como he dicho muchas veces yo cuando sea un hombre quiero ser mayorista, porque el que más ha ganado ha sido éste: ha vendido 2 portátiles y no se ha sabido de ni el más mínimo problema.

Y digo yo… cuando un ordenador da tantos problemas (batería, placa base, disco duro), ¿no sería más lógico por parte de la marca enviar uno nuevo para que tanto el cliente como la tienda estés más satisfechos? Se podría crear un canal secundario para venta de equipos reparados que seguro que también tendría mucho éxito, con un ajuste de precio adecuado y aplicando una garantía seguramente muchos optarían por esta solución, y más ahora con la peazo crisis que se nos viene encima.

¿Qué iluso verd
ad? Con l
o fácil que es dejar vendido al tendero de turno para que se las arregle él solito. Total, si seguro que los minoristas se hacen de oro vendiendo nuestros Acer.

Precios de portátiles, garantías y programas basura

Portátil en Homotecno Desde hace unos meses estamos asistiendo a lo que posiblemente sea la mejor temporada de precios en informática en varios años. Ya lo he comentado varias veces en el blog: sólo hay que ver los precios de los dispositivos de almacenamiento (discos duros, pendrives, tarjetas de memoria…) y de algunos portátiles para ver que estamos ante una auténtica revolución. Los últimos presupuestos de PCs de sobremesa que estamos elaborando reflejan equipos completos (incluso añadiendo impresoras multifunción con fax) con muy buenas características por menos de 1000 euros. Recuerdo que cuando abrimos (en 2001) la media de un PC decente estaba de 1200 a 1500 (entonces era en pesetas).

Estoy escribiendo estas líneas desde un portátil que originariamente (le he cambiado el disco duro y el sistema operativo, y le he ampliado la memoria) incorpora un Intel Core 2 Duo (un T2330, pero vamos que no es un Celeron), 1 giga de RAM, 120 gigas de disco duro, pantalla de 15.4″, webcam integrada y Vista Basic. Omito lo normal porque se sobrentiende: wifi, grabadora de DVD, etc. Todo esto a un PVP aproximado de unos 400 euros IVA incluido (incluso menos si se usa como promoción de acercamiento). Cuando me llegó a la tienda y lo probé no dudé en agenciarme uno para usarlo “de batalla”, aunque le falta el bluetooth incorporado para ser “perfecto”. Encima es de una de las pocas marcas que ofrecen 2 años de garantía completos y que no incorpora casi ningún programa inútil de los que hablaré en este post.

Los motivos de estos excelentes precios son muchos y variados, pero en el caso de los portátiles dos de los factores que más influyen son:

Una cantidad ingente de programas basura que incorporan los portátiles de ciertas marcas conocidas (como Acer, Toshiba, etc.). Es muy conocido el hecho de que ciertos fabricantes de software pagan a las marcas para que incluyan sus creaciones en los equipos. Así, es muy normal encontrar antivirus (en Norton es el rey en estos casos) con 2 meses de licencia (si quieres más, a pagar) y programas de grabación, álbumes de fotos, edición de vídeo, etc. que son una versión “lite” (reducida, si quieres el bueno… a pagar). Cada vez que vendemos un portátil (en un pueblo como el nuestro eso de mover cajas no se puede hacer) tenemos que perder un buen rato quitando toda esa porquería, actualizando y ajustando el sistema operativo y poniendo programas mejores y más completos que los que llevan de casa (la gran mayoría gratuitos).

Así pues, recuerda que cuando adquieres un portátil tan “rellenito”, los fabricantes de programas te están subvencionando parte de él. Por lo visto es un buen negocio pues habrá muchísima gente que por comodidad completará los programas pagando un plus. Muchos se extrañan que algunos portátiles con Linux valgan un poco más que su equivalente con Ventanucos, y sin embargo yo lo veo normal ya que el fabricante está perdiendo esta subvención de los desarrolladores de software propietario. Imagínate a cuánto ascenderá esta subvención, que incluso supera el coste de una licencia de Windows.

Otro ejemplo de programas basura son los que añade la propia marca del portátil como propios, siendo Acer el ejemplo clásico en este tema. Nosotros los quitamos TODOS: gestión de energía, encriptación de ficheros, etc. Aparte de la dudosa utilidad de los mismos y los problemas de compatibilidad que presentan, no hay nada como dejar toda esa porquería en el portátil para saber que tendrás que hacer mil atenciones postventa al cliente final en los días posteriores a la compra.

Te dan una garantía de 1 año. Olvídate de la tan cacareada ley de garantías que Garantía 1 año en Homotecno ampliaba tu derecho a 2 años: si te compras un HP, un Acer, un Toshiba…. cuando tu portátil celebre su primer aniversario se habrá acabado la tranquilidad. Por supuesto, al igual que hemos comentado en el apartado anterior, todo tiene solución: si quieres el segundo año de cobertura…. a pagar!!!. Y no creas que te la van a ampliar por una cantidad simbólica, qué va, normalmente te sablearán de 100 a 200 euros dependiendo del caso. Te recomiendo que leas una entrada que escribimos en 2006 y que todavía tiene plena vigencia, denominada Garantía de 2 años: una falacia. En ese post aprenderás porqué la nueva ley es en parte un engaño y en qué se basan los fabricantes para anunciar una sola anualidad de cobertura. Cuando escribimos ese post todavía quedaban algunas marcas (sobre todo de clónicos) que se diferenciaban cumpliendo la ley sin malabarismos, pero hoy en día hasta éstas están cobrando por la ampliación.

En resumen, los portátiles de hoy en día son baratos (de hecho muy baratos) pero no es oro todo lo que reluce: si te dieran lo que correspondería (programas decentes, un antivirus con licencia anual y 2 años de garantía) pagarías de 200 a 400 euros más por la misma máquina.

Editado el 21/05/08: en esta entrada de Servicio Técnico Dígame abordan otro aspecto que también es muy interesante y que no me acordé de comentar, y es el hecho de que la mayoría de marcas no dan cds o dvds de recuperación con sus portátiles. Lectura muy recomendada.