Surface Pro, a revisión

Ya que Microsoft se ha empeñado ahora en fabricar hardware y competir en el mercado, hoy me veía con la obligación de crear en Inforadictos una de esas reviews que merece la pena leer hasta el final, pues hablamos de una de sus creaciones estrella, procedente de los hornos de Microsoft tengo el placer de presentaros la nueva Surface Pro, un Tablet que cuenta con Windows 8 en su corazón y que es capaz de llamar la atención allá por donde pasa.

SurfacePro

Admito que soy de sorprenderse fácilmente, pues las prestaciones que ofrece esta nueva generación de Tablets me siguen impresionando con cada día que pasa. ¡Hace nada era impensable que todo ese potencial cupiera ahí dentro! Así dan ganas de tirar el ordenador por la ventana.

Hablemos de su pantalla

No se puede decir que la calidad de sus 1080p con 208 ppi sea mala, de hecho, estamos ante uno de los Tablets con mejor posición en el mercado, las fotos y vídeos se ven con una calidad espectacular. Sin embargo, existe una pega por culpa de esta gran densidad de píxeles, inapreciable para muchos de nosotros, que no realizamos comparaciones entre programas, pero notable entre aquellos que sí lo hacen.

Microsoft-Surface-Pro-azul

Algunas aplicaciones hacen que la interfaz del propio Windows tenga que ser ampliada, lo que provoca una ligera modificación de las imágenes en páginas, programas y juegos que en ella ejecutemos. En XatakaWindows han percibido este pequeño detalle y lo han incluido en su particular análisis, donde confían en los desarrolladores para que puedan solucionar este problema de adaptación, ya que no lo consideran como un problema directo de Microsoft.

¿Y su exterior?

Aquellos que ya habéis trasteado con su hermana pequeña, la Surface RT, debéis saber que su diseño es muy parejo, ya que las diferencias estéticas son muy poquitas. Si hay algo que destacar en esta nueva versión, es que su puerto USB está situado esta vez en la izquierda del dispositivo. El resto de botones permanece intacto.

Cuenta con una ranura exterior a lo largo de todo su lateral, ésta ha sido creada con el propósito de disipar el calor de forma eficiente, con la Surface RT no era necesario y únicamente se optó por disponer de una tradicional abertura.

surface-pro

Además, cuenta con un pequeño lápiz digital, que bueno, a estas alturas poco cabe decir sobre ellos, sin embargo, éste nos ofrece una pequeña ventaja no muy habitual en el resto de Tablets, el botón que incorpora es magnético, por lo que se puede quedar adherido al lateral del dispositivo, justo en su espacio dedicado al cargador de la batería. Si vamos a escribir o dibujar con él, las marcas involuntarias que se generan al apoyar el puño aquí no serán un problema, la Surface Pro lo tiene en cuenta y desactiva la función táctil en el momento en el que detecta el uso del lápiz.

Altavoces, cámara y batería

Muchos opinan que el uso de la cámara del Tablet es principalmente para realizar video llamadas, si mantienen esta idea, no tendrán ningún problema en cuanto a su calidad, ya que podríamos decir que las resoluciones de las cámaras en esta Tablet no son su fuerte. Por otra parte, sus altavoces ofrecen un sonido limpio y de calidad, no se aprecian distorsiones y en general, la crítica ha sido muy buena.

En cuanto a su batería, podríamos decir que se encuentra a mitad de camino, no es pésima pero tampoco nos ofrecerá horas y horas de uso ininterrumpido. Ofrece mejores resultados que un portátil, pero si la equiparamos con otras Tablets, no consigue destacar. Evidentemente, todo depende del uso que le demos, pero si estuviéramos jugando y utilizando aplicaciones constantemente, tendríamos alrededor de 4-5 horas de disfrute, no más.

Pasemos a sus entrañas

Como ya indiqué al principio, la Surface Pro cuenta con Windows 8 como sistema operativo, por lo que podremos ejecutar cualquier programa, que ésta lo hará sin problemas, desde juegos hasta compiladores. Los resultados que ofrece, unidos a la calidad del sonido y su resolución, la convierten en un auténtico “monstruo”.

juegos-surfacePro

Cuenta con 4 GB de RAM que difícilmente conseguiremos hacer que estén completamente ocupados. A pesar de mantener abiertas varias aplicaciones, el navegador y un juego ejecutándose, es raro que logremos que se atasque.

Sus especificaciones en cifras

Hablar de sus ventajas está muy bien, pero también se hace necesario ofrecer las prestaciones de sus componentes en números. Esta es una relación de sus especificaciones técnicas:

  • Sistema Operativo: Utiliza Windows Pro 8 y ejecuta sin problema cualquier tipo de aplicación de la tienda oficial de Windows.
  • Dimensiones y peso: 27,46 x 17,30 , 1,35 cm, y pesa alrededor de 900 gramos. Se presenta bajo un color en Titanio oscuro.
  • Almacenamiento: Dispone de 128 GB de memoria en su interior, aunque también cabe destacar que la mitad está destinada al uso del propio sistema operativo y sus actualizaciones.
  • Pantalla: Cuenta con un monitor 16:9 panorámico ClearType FullHD de 10,6 pulgadas. Su resolución es de 1920×1080 px y función multitoque de hasta 10 puntos.
  • CPU: Dispone de un procesador i5 de tercera generación, con 4 GB de memoria RAM y unos gráficos Intel HD Graphics 4000
  • Cámaras: Cuenta con dos, una en la parte delantera y otra trasera, ambas con 720p HD. Incluye micrófono y altavoces laterales incorporados.

No es un Tablet corriente

Si solo queremos ver películas, actualizar nuestro perfil en Facebook y escuchar música, Surface Pro solo puede ser una buena opción si tenemos la suerte de que la economía de nuestro bolsillo no se resentirá (+-880€) y no nos importa su peso.

Su configuración la convierte en un Tablet profesional, capaz de presentarse como una alternativa real a nuestro ordenador de sobremesa habitual, ya que solo bastará con acoplarle un ratón para navegar por ella con mayor comodidad.

SurfacePro_Escritorio


Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.