Sprite, tu propio satélite en el espacio


Llamadme desfasado pero acabo de leer una noticia que quizás muchos de vosotros tampoco habíais visto antes, se trata de la posibilidad de lanzar al espacio nuestro propio satélite por un precio que muchos bolsillos se van a poder permitir. A pesar de que la noticia ya cuenta con un par de años a sus espaldas, hace alrededor de un mes fue nuevamente publicada y actualizada por el portal de noticias de la BBC, podéis acceder al contenido desde aquí.

kicksat-satelite

No conocía esta posibilidad y he querido compartir con todos vosotros la noticia, creo que es muy interesante esta opción que plantea su desarrollador Zac Manchester, estudiante de Ingeniería Aeroespacial en la Universidad neoyorquina de Cornell.

En algunos titulares que he revisado hacían referencia a: “¿Te gustaría tener tu propia nave espacial?”, en mi opinión, yo lo dejaría en un simple y pequeño chip suspendido en el espacio capaz de realizar algunas de las funciones más sencillas que llevan a cabo los satélites que actualmente conocemos, pero para no meter la pata ni hacer modificaciones indebidas a causa de mi desconocimiento en materia espacial, lo dejaremos en diminuta nave espacial como bien dicen.

Pues bien, el nombre con el que Zac ha bautizado a su modelo espacial es Sprite. Uno de los objetivos que persigue este proyecto es el de reducir los desorbitados costes que genera poner cualquier dispositivo electrónico en órbita, para que de esta forma se pueda acercar la posibilidad de convertirnos en pequeños investigadores del espacio al resto de mortales que no trabajamos en agencias espaciales ni disponemos de capitales multimillonarios.

Sprite

Esta pequeña nave, incorpora bastantes microchips que, aun encontrándose en pañales ante lo que podría llegar a ser en un futuro, cuenta con un receptor de radio, células solares para su carga, un microcontrolador con memoria y algunos sensores. Tendremos que disponer o instalar un sistema de estación de tierra para poder seguir y recibir los datos de nuestra reducida nave espacial, pero el equipo que lidera Zac Manchester asegura que están trabajando a destajo para poder ofrecer una solución lo más económica posible, intentando que solo sea necesario instalar una pequeña antena en nuestro techo.

Estamos hablando de un proyecto que no viene financiado ni promovido de forma comercial, es abierto y se desarrolla de forma “gratuita”, lo que no quiere decir que no tengamos que abonar una pequeña cantidad por la gestión y reserva de uno de estos satélites. El proyecto está relacionado con el “Educational Launch of Nanosatellites” de la NASA, el cual ofrece la oportunidad a aquellas Universidades que participan la posibilidad de lanzar pequeños satélites al espacio a través de CubeSats, contenedores llenos de estos diminutos aparatos. Y coincidiendo con los argumentos que ofrece la NASA en su portal, creo se trata de una posibilidad única para probar nuevas tecnologías y contemplar su aplicación en el futuro para misiones más complejas.

KickSat

El coste de los componentes no alcanza los 30 dólares, sin embargo, debemos sumarle los costes de lanzamiento ya que se supone y espera que la NASA no los cubra, por lo que alcanzaríamos una cifra de 1000 dólares, más o menos, lo que viene siendo el coste de un buen iPhone en España. Finalizando este párrafo, he localizado la página oficial del proyecto, por lo que recomiendo visitar para completar la información y conocer todos los precios y/o donativos.

A pesar de que estaba planeado lanzarse nada más empezar 2013, se espera que el proyecto “despegue” literalmente en septiembre de este mismo año y el interés que ha levantado ha sido enorme, pues son muchas las solicitudes para poder agenciarse con uno de estos pequeños satélites y los 30.000 dólares que hacían falta para mantener el proyecto fueron superados en 2011. Se lanzará KickSat, un CubeSat que contendrá una ingente cantidad de estos dispositivos, donde una vez lleguen al espacio, serán puestos en órbita para el uso y disfrute de sus respectivos dueños.

kicksat-sprites

¿Qué os parece?, ¿Presionamos a Homotecno para que nos compre uno e incluya el logo de Inforadictos en la cubierta? (Se puede hacer) A mí me haríais un favor, pues tendría una nueva y espectacular entrada: “Inforadictos en el espacio”.

Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.

  • modiglian

    No acabo de ver que compense llenar las órbitas cercanas de basura del todo-a-100 para que jueguen con ello unos cuantos y luego tener que gastar miles de millones en limpiarla.

    • Andrés

      Tienes razón, si lo vemos desde ese punto de vista no parece interesante, pero añado información que no he querido incluir en el artículo pues no he podido confirmar su veracidad: “La vida de estos pequeños satélites será de unos meses, pues tarde o temprano, y dada la cercanía con la atmósfera, caerán en ella y lo normal es que se desintegren”. Vamos, que no los sueltan muy lejos de la Tierra.