Ser perfeccionista a veces no es bueno


tropiezo Se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Yo debo de ser extraterrestre por lo menos porque yo no paro de tropezar con la misma una y otra vez. Seguramente Carlos Yus no estará en acuerdo conmigo cuando afirmo que a veces no hay que ser demasiado perfeccionistas en nuestro trabajo, pero cuando lea la anécdota entera igual lo entiende.

Resulta que un cliente nos trae un ordenador Fujitsu. Nos cuenta que le dejó el ordenador a un amigo una temporada y aquél le instaló el Windows en francés encima del que ya había antes. Cuando nuestro cliente lo recuperó le volvió a instalar el Ventanucos en español encima también. Asombrosamente el sistema operativo funcionaba incluso bien, aunque tenía un jaleo de carpetas e instalaciones tremendo.

El cliente nos dice que lo único que quiere hacer es que funcione el sonido. Comprobamos la máquina y vemos que el Windows a pesar de todo va con soltura, y que efectivamente el driver no está presente. Pero también vemos que tiene el SP1, y pensamos que ya que estamos lo podríamos actualizar primero a SP3 y luego con todos los parches posteriores, ya que era original con su pegatina con el número de licencia en la torre. Así lo hacemos, dando como resultado que después de hacer esta actualización el XP no arrancaba ni a tiros ni en modo normal ni en modo seguro. Lo que pasaba es que justo antes de salir el “Bienvenido” el ordenador se reiniciaba solo.

Maldiciendo nuestra mala suerte (una reparación de unos minutos se iba a convertir en alguna que otra hora) hacemos todas las pruebas posibles y todo parecía estar bien. Así que hablamos con el cliente y accede a que se lo formateemos ya que no tiene ningún dato a guardar, incluso le ve el lado positivo ya que así se queda el PC limpio de tantas reinstalaciones.

Cogemos uno de nuestros ejemplares de CD de instalación de Windows XP original Windows XP Home (con SP2) y procedemos a formatear. Acaba de instalarse y lo mismo, con la salvedad que ahora no reinicia sino que se queda bloqueado justo antes de salir el “Bienvenido” con algunos colores extraños en la pantalla. Volvemos a hacer todos los test posibles, probamos otra memoria, otra gráfica, otro disco duro…. nada. Incluso probamos a instalarle un Windows versión UE y tampoco.

El ordenador tenía bastantes años y no teníamos ni placa ni micro disponibles para hacer pruebas, así que había dos opciones:

– La que creíamos más probable era que alguna de esas dos piezas tenía algún defecto y nos había tocado a nosotros que surgieran los efectos adversos. El problema era que a ver cómo le explicas al cliente que trae un PC funcionando y se lo tiene que llevar sin ni siquiera poder arrancarlo. Ya nos veíamos en uno de esos casos de tener que ponerle una placa y micro nuevos por nuestra cuenta.

– La otra opción era que ese PC tuviera algún componente que fuera incompatible con el SP2 y SP3 de Windows XP. Un caso extraño sin duda porque no recordábamos ninguna actualización que nos hubiera dado algún problema similar, al menos no tan categórica.

Por suerte el cliente conservaba su copia del XP que vino de fábrica (con SP1) y nos lo trajo. Cuando lo instalamos respiramos aliviados: ya volvía a funcionar. Instalamos todos los drivers y programas, hacemos los test y por fin ya estaba todo en orden.

Por supuesto al cliente sólo le cobraremos el último formateo e instalación. Mira que a lo largo de los años me han pasado cosas de estas, por ejemplo querer actualizar la BIOS de alguna placa para que la reparación quedara mejor y quedarme con la placa frita (ahora ya hace mucho tiempo que no pasa esto, sobre todo desde que puedes actualizar las BIOS desde un programa del fabricante bajo Windows). Y mira que en todas las ocasiones me prometía a mí mismo no volver a caer en la tentación de hacer más cosas que las necesarias para cumplir el deseo del cliente. Pues bien, después de 7 años todavía sigo teniendo este “defecto”. Espero que se me cure algún día, porque el stress de estos días con ese ordenador (y las horas perdidas sobre todo) no valen la pena ni de lejos (teniendo en cuenta que el cliente en cuestión no habría notado casi ninguna diferencia entre tener el SP1 y el SP3).

Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • Joer me uno al club, en mi curro, el boss me suele “degollar” cada vez que me vez actualizando un Xp o haciendo al mas de la cuenta de lo que indica el SAT.. (no siempre)algo así como que cuando llevas el coche a que te cambien las ruedas la mayoría no te cambia el aceite ni te limpia las alfombras porque si… lo normal es que no te lo hagan.. y si lo hacen que te lo cobren…
    De todas formas supongo que le habréis comentado al cliente que “algo” tiene porque el día que le de por pasar al SP2 o SP3… va a fallar aquello…

  • En primer lugar, gracias por la cita.
    Veamos, ser perfeccionista no implica extralimitarse. Lo que comentas es cierto, pero nosostros intentamos no hacer operaciones de más.
    En lo que sí somos absolutamente estrictos y exigentes es al probar el equipo y certificar su estabilidad como puedes ver en SATsoftware.
    Yo nunca instalo SP2 o SP3 en XP o SP1 en Vista sin haberlo presupuestado previamente al cliente, ni actualizo drivers porque sí. Más que nada porque la experiencia indica que es “peligroso”.
    Por suerte en mi trabajo, lo que hago con los equipos es cosa mía y nadie interfiere, llevo muchos años en esto y yo decido lo que es necesario en cada caso.
    No suelo trabajar mucho en software (“arreglar” instalaciones de Windows, resolver problemas de Drivers…), intentamos siempre instalar desde cero y si es necesario haciendo backup previo o añadiendo un 2º disco para el nuevo S.O.
    Y por supuesto, todo con su presupuesto detallado.
    Saludos.

  • Menos mal que el usuario conservaba el CD… jejeje, que ya es raro! 😀

  • Sería curioso ver si después de instalar XP SP1 y activar las actualizaciones automáticas, el equipo tragaba SP2 y SP3 correctamente.

  • SatDayas: ni de coña le actualizo yo el equipo después de lo sucedido. Este cliente en concreto no tiene internet en casa así que se lo dejo con el SP1 y funcionando. De todas formas cuando venga a recogerlo le explicaré bien el caso, aunque si lo vierais (al cliente) entenderíais porqué creo que le dará igual jejeje.

    C.A.U.: pues sí, porque en ese momento no tenía ningún ejemplar de SP1 en la tienda. Desde hace años trabajamos con cds de SP2 y nunca había pasado algo así. Por supuesto me he hecho una copia del cd el cliente por si acaso.

    Carlos y BlogSTD: pues después de leeros todavía más me animo a cambiar el chip y no volver a caer en ninguna tentación de trabajar más de la cuenta. El ejemplo del coche de Keko me ha llegado hondo 😉

  • Anónimo

    Mi padre suele decir: “Lo perfecto es enemigo de lo bueno”

  • Me comentabas ayer que lo más seguro es estarse en casa, que como mucho se te cae el techo encima, ¿no? 😛
    Pues igual te viene bien imaginarte que por ser tan perfeccionista y hacer más de la cuenta se te va a caer de veras el techo… ¡Más que nada para evitarte disgustos! 😉
    Saludos!

  • Te ha salvado el SP1 jeje, cuanto tiempo tenia el ordenador que no aceptaba el SP2??? es raro…

  • Pues no tengo ni idea, creo que era un pentium 4 a 2.40 con 512 de RAM. Lo que sí recuerdo es que el disco duro era de 160 gigas IDE.

    No se me ocurrió preguntarle al dueño desde cuándo lo tenía.

  • Me apunto al carro que por ser un poco perfeccionista al final he tenido que trabajar mucho más de la cuenta como lo sucedido en este caso que ha comentado homotecno.
    Con el ejemplo del coche de Keko es muy fácil de entenderlo, el problema es cuando son sistemas en los que la seguridad es bastante importante y te tienes que arriesgar a no actualizar (o lo que sea) y que puedan surgir problemas o actualizarlo y que te surjan otros problemas, y en el segundo caso le puedes explicar al cliente que era necesario, pero la mayoría no lo entenderá, solo que antes funcionaba y ahora no.

    Qué difícil o_O 🙂

  • Saggy

    Esta misma semana acabo de actualizar un SP2 a SP3 tras una desinfección, sin presupuestar, y me ha tocado formatear y reinstalar de nuevo >:(
    Y como Homotecno, yo tampoco escarmiento; anda que no me habré buscado complicaciones por intentar “arreglar” lo que no me han pedido.
    Creo que me lo voy a meter bien en el coco: se acabó hacer trabajos sin que me lo pidan.

  • Saggy, tenemos que hacernos la idea, piensa todo el tiempo que nos hacen perder estas flipadas nuestras y que podríamos aprovechar en hacer otras más productivas a nivel económico y/o personal. Porque también hay que decir que por desgracia el 99% de los clientes no nos van a agradecer el trabajo extra y gratis, es más yo diría que más de uno igual se cree que se lo decimos por quedar bien y por fardar de profesionalidad y luego dicen “joer pues yo lo veo todo igual”.

  • Pingback: mundoblog.es()

  • La perfección es el camino que lleva a la obsesión y al lado oscuro jovenes padwans

  • Fernando

    No hace mucho me paso algo extraño tambien, me traen un equipo que no hace ni medio año que le cambie la placa, micro y memorias; que justo cuando ponia Bienvenido se reiniciaba siempre, testeo todo y sin ningun problema, saco pieza por pieza en el banco y todo funcionando perfectamente sin reinicios; vuelvo a montarlo y que si quieres, harto de calentamientos de cabeza y de pruebas, averiguo que por lo que sea los leds y el boton reset estaban haciendo mal contacto, desconecto los cables que ban de la caja a la placa base y todo perfecto, pero por que en “Bienvenido” cuando se tiro el PC testeando mas de 1 hora y no se reinicio.