RetroMadrid, consolas e informática de antaño


¿A quién no le gusta recordar aquellas consolas y equipos que tantas horas nos hicieron disfrutar delante de la pantalla? RetroMadrid, el festival dedicado a la informática clásica y el videojuego antiguo, es el lugar ideal para volver a rememorar esos momentos en los que parecía que se parase el tiempo.

Ahora que ya tenemos unos cuantos años y kilos de más, seguimos recordando aquellos equipos con cierta nostalgia, muchos de vosotros aún conserváis estos preciados tesoros: Spectrum, Amstrad, MSX, Commodore y multitud de consolas y videojuegos en forma de cartuchos. Otros le han perdido el rastro y darían lo que fuera por volver a echarse una nueva partida o simplemente verlos correr en pantalla.

Hoy quiero homenajear a todos los amantes de la retroinformática y fieles gamers volviendo unos cuantos años atrás y hacer un pequeño recorrido por algunos de sus iconos más representativos, obviamente no están todos, por lo que acepto aportes, que confío en que serán muchos:

Nintendo GameBoy.

Empezaré con una de las más populares y “jóvenes”, alguno diréis que no es tan antigua, queridos amigos, ya han pasado más de 20 años desde su lanzamiento en 1991. Aunque si preferimos incluirla como una consola moderna, me sentiré halagado, pues no fueron pocas las horas que invertí en ella.

gameboy

¿Sabías que en sus inicios no fue tan popular? Apenas se vendieron 4 millones, algo que a nivel internacional no significa ningún tipo de récord. Sin embargo, con la llegada del famoso Tetris la trayectoria de la GameBoy modificó su destino hacia el éxito, pues se consiguieron vender cerca de 120 millones. No era nada extraño ver como jóvenes y no tan jóvenes, se paseaban por las calles, autobuses, metro o parques completamente enganchados. Esto quiere decir que lo que provoca Whastsapp no es nuevo.

 

Atari 2600.

La consola que generó una gran masa de seguidores en Estados Unidos, también llegó a nuestro país. Los videojuegos de este maravilloso modelo de los años 70-80 consiguieron entrar en multitud de hogares que por aquel momento prácticamente desconocían su significado.

Atari-2600

Venía acompañada de 2 Joysticks, un juego en forma de cartucho y 2 controladores “Paddle”. Sí, en aquella época los videojuegos se insertaban en las consolas en forma de cartuchos reemplazables.

Sinclair ZX81 / Spectrum.

¿Y si te pregunto quién era Clive Sinclair qué me dirías? Posiblemente sepamos poco y nos suene su apellido, lo cierto es que este gran genio informático del momento, fue el culpable absoluto de que millones de personas pudieran disfrutar de sus computadoras estrella, el Sinclair ZX81, a un coste de apenas 100 dólares.

Sinclair-ZX-81

Contaba con un microprocesador Zilog Z80A a 8 bits, algo que ahora apenas nos serviría casi como despertador, pero hace treinta años resultó ser una de las máquinas más interesantes y demandadas del momento. Su precio en España rondaba las 25.000 pesetas. Este pequeño equipo contaba con una toma hacia la televisión, donde podríamos visualizar los contenidos y dar las instrucciones necesarias para poder grabar los programas en una grabadora de casetes.

La Caja gris.

Allá por los años 85-87, la NES de Nintendo fue una de las consolas que mayores ventas registró con uno de sus videojuegos estrella, “Super Mario”, con cerca de 20 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

NES

Pero esto solo fue con el videojuego, pues la propia consola llegó hasta 62 millones de hogares, permitiendo que se posicionara como la más vendida de aquella época. He de admitir que un servidor aquí presente, aun la conserva en su casa.

MSX.

El estándar que vino del país del Sol Naciente también tuvo su repercusión en nuestro país. Pero para hablar dé él casi mejor leer el completísimo artículo que escribió mi compañero Homotecno al respecto titulado Mega-post remember: mi primer ordenador, Canon V-20 MSX.

MSX Canon V-20

Amstrad 464.

Unía los dos requisitos que todo usuario quería tener: potencia y prestaciones, junto a un precio más que interesante. De hecho, en España fue uno de los equipos más vendidos del momento. Contaba con una versión más cara denominada CPC 6128, que funcionaba con disquetes y que supuso toda una revolución en su momento porque las cargas de los programas eran infinitamente más rápidas que con las cintas de casete, típicas del resto de ordenadores de 8 bits (a excepción de MSX, que tenía opción adicional de cartuchos).amstrad_cpc464

Disponía de un microprocesador Zilog Z80 que trabajaba en 8 bits y funcionaba a 3,7 MHz. Además, contaba con una memoria RAM de 64 Kbytes y el equipo ya venía con todos los componentes necesarios: Monitor y lector de disco/cinta. Estos Amstrad costaban entre 64.000 y 120.000 pesetas, dependiendo del modelo. Todo fue entre 1984 y 1990, año en el que el producto fue descatalogado.

Commodore Amiga.

A finales de los 80, concretamente en 1987, se lanzó al mercado uno de los ordenadores personales que incluía la multitarea como gran novedad, el Commodore Amiga 500. Contaba con un sistema operativo, Amiga OS, que se presentaba como una inspiración en los Apple Macintosh del momento, ya que la manzana mordida ya se encontraba sorprendiendo al mundo con sus creaciones innovadoras en aquellos tiempos.

commodore_amiga

Su procesador de 7.16 MHz contaba con 512 KB de memoria RAM, unas cifras que en aquél momento llegaban a emocionar en la informática personal. Se ofrecía con una calidad gráfica que no representaba a la época en la que se encontraba, y contaba con tres versiones diferentes en cuanto a vídeo: 320×400 en 32 colores, 640×400 en 16 colores y 320×200 en 4096 colores.

Y ahora es tu turno, quisiera que fuerais vosotros mismos los que ampliarais la lista, citando aquellas consolas y ordenadores de los que aun guardáis un grato recuerdo.

Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.

  • Pues yo tuve la segunda versión del MSX, el MSX-DOS. Recuerdo que usaba cartuchos y disquetes de 3 ½ y lo podías conectar a un reproductor de cintas para leerlas.
    También recuerdo que podías programar en BASIC juegos e incluso el mismo arranque del ordenador.

  • Pufffff, el MSX2, cuántos y cuántos sueños eróticos 😉 debí tener yo en su momento pensando en él, mientras en mi día a día quemaba mi MSX1 de tanto usarlo.

  • Mi CPC464!!

    El Amstrad CPC 464 solo salió con cinta. El de diskettes fue el 6128, que era la evolución y duplicaba la memoria a 128 😉

  • Boloo, gracias por la corrección, pasamos a editar el artículo. En aquella época tenía un amigo que era el feliz poseedor de un 6128 y nos pegábamos unas viciadas a los juegos de diskette que eran increíbles, recuerdo en especial uno llamado Prohibition el cual me pasé entero en ese Amstrad y por desgracia no había nadie conmigo en ese momento para dar fe de la hazaña ;).