¿Quién es el culpable de esta crisis?


Ya no estamos en domingo, pero acabo de leer un artículo que merece por sí mismo que nos saltemos la regla no escrita de “a poder ser, posts off-topic en jornada dominical”.

Alberto Noguera es un profesor residente en Pedreguer, una localidad cercana a la mía. Llevo leyéndolo desde hace ya varios años e incluso adquirí un par de novelas que ha escrito. Alberto ha sido uno de los precursores de lo que yo llamo la “burbujología”, un pequeño grupo de personas que ya hablaban de la crisis que se son venía encima mucho (pero mucho) antes de que fuera evidente. Los pobres se llevaron muchos palos en su día por proclamar algo que nadie quería creer. Un vistazo al historial de su blog os puede hacer una idea de a qué me refiero. Si no tenéis tiempo o ganas, imprescindibles son los artículos Seis meses en Meetic.es (por polémico y morboso) y Pepito Relámpago (por visionario).

Pues bien, este “amigo” (lo entrecomillo porque no lo conozco personalmente, pero cuando lees durante tanto tiempo a alguien es como si tuvieras cierta relación con él) ha escrito un post que, para mí, se puede considerar antológico. Podéis leer este imprescindible texto haciendo clic aquí, y me tomo la libertad de copiaros algún esbozo para que hagáis boca:

“El 100% de la culpa de esta situación es de los políticos. Ellos ponen las reglas del juego, y ellos son los encargados de corregir desequilibrios y de controlar los desmanes. La gente ha actuado con codicia, pero de eso se trataba: el sistema capitalista entiende la codicia y el egoísmo como algo bueno..

En el 93-94 hubo un serio aviso de agotamiento del "subidón". La solución fue una bestial huida hacia adelante ingeniada por Aznar y Rodrigo Rato. Sus desgravaciones a la compra de vivienda quedarán también para la Historia. Durante ocho años estuvieron vendiendo la moto del "España va bien" cuando en realidad era el crédito interbancario lo único que iba bien, la economía real se ahogaba poco a poco sin que a nadie le importase…

Creo que no ha existido en la historia de la civilización occidental un dirigente tan limitado intelectualmente, tan cobarde y tan mentiroso como Zapatero. Para agravar más la situación, la Economía era el campo que menos le interesaba…”

Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • Pedro

    Lo que está ya claro es que los verdaderos culpables de la crisis son los que se pasan una semana si y otra también machacando con el temita, cuando a la mitad ni siquiera les está afectando. Lo demás es burda demagogia, y poca credibilidad le doy a un “profesor” que basa sus argumentos en el insulto, con bastante poco estilo además. Vale ya con la crisis, que ya huele, y sobretodo, a algunos, duele.

  • Pedro, tu opinión me parece muy respetable pero no la comparto en absoluto. Eso de que a la mitad no le está afectando la crisis es un argumento muy probre, está claro que a los funcionarios no les está afectando de momento, pero te puedo asegurar que en la “vida real” sí que hay mucha gente que se ha quedado en el paro, está a punto de agotar la prestación y no tiene nada a la vista. Y no son pocos.

    Y respecto a que no habría que hablar de la crisis… pues sinceramente, la técnica del avestruz (esconder la cabeza bajo tierra cuando hay algún problema) no creo que sea la actitud más adecuada. Si muchos hubieran hecho caso de lo que decían personas como Alberto hace ya bastantes años otro gallo cantaría, pero se les atacó de alarmistas, burbujistas, y muchas cosas más y el tiempo ha demostrado que tenían más razón que un santo.

    Habiendo pasado esto, para mí sería un error garrafal no leer lo que están diciendo ahora (no hay que creerse nada a pies juntillas, pero como mínimo leerlo y sacar tus propias conclusiones) habiéndose demostrado que todo lo que nos estaban diciendo hasta hace poco desde los medios oficiales era todo una gran mentira.

  • wides

    Querido,tu si eres mentiroso y cobarde,no insultes ,el facha medio como tu,hace post agradables pero,no te creas con la verdad absoluta.
    O dejare de leerte.

  • dalula.com

    Creo que la culpa no se la puede atribuir a una causa en particular ni a un grupo en particular.
    es una sumatoria de muchos factores que confluyeron para llegar donde estamos.
    con respecto a los políticos, nunca esperaría nada de ellos, solo por citar un ejemplo, la inacción que están teniendo frente al calentamiento global inminente los descalifica y nos enseña algo muy valioso: si queremos llegar a algun lado debemos olvidarnos de los políticos, ellos realmente no sirven para nada, debemos tomar nosotros las riendas de nuestro futuro y trabajar por el sin intervensión de los politicos, porque lo que ellos tocan termina arruinado.
    Saludos,
    Guliver

  • Cada vez estoy más convencido de que hemos de focalizar todo nuestro cabreo en los políticos. La culpa no es exclusiva de ellos. Pero básicamente es del sistema y ese es su responsabilidad vigilarlo. Por tanto deben pagar, si no pagan solo nos puede ir de mal en peor. Cuando vean peligrar su puesto se pondrán las pilas.

    Y perdoname Pedro, pero que te generen una crisis desde el sistema financiero y que la culpa sea de nosotros por pesimistas me parece un error lamentable. O es que acaso ibas a pagar un piso un 30% más caro cada año. Según esa lógica cuando un piso de 30m valiera 1 millon de euros que harías. La culpa es de quien no paró esas burbujas especulativas.

  • Pobreciro hablador

    Homotecno, creo que debes de repasar lo que escribe Alberto un poco más y volver a repasar tu opinión. Y sobre todo, intenta escribir un comentario donde critiques lo que dice. Verás lo que ocurre.

    A mí también me pareció casi profética la historia de Pepito Relámpago, y empecé a seguir su blog con bastante interés y también a poner comentarios, sobre todo intentando que entendieran mejor las explicaciones que daba sobre la crisis.

    No se en qué momento, probablemente allá por después del verano, comencé a darme cuenta de que Alberto en realidad estaba a veces equivocado. No un poco equivocado. Bastante equivocado. Y que algunas de las cosas que decía eran, simplemente, falsas. Ojo, no cuestión de puntos de vista, sino hechos verificables que él daba como ciertos simplemente no lo eran.

    De la forma más que respetuosa, puse un par de comentarios intentando aclararlos. Ojo, todos mis comentarios anteriores habían sido aplaudidos por otros lectores como muy positivos y razonables.. Pero Alberto no los publicó. Ni siquiera se preocupó de explicar por qué. No contenían insultos, ni descalificaciones, ni nada parecido. Simplemente, no le daban la razón y argumentaban en contra. Alberto los censuró. Y no dio ninguna explicación de por qué. Luego lo descubrí.

    Sus posts empezaron a derivar hacia una descripción apocalíptica de la crisis. Todos son unos inútiles, todos son culpables y sobre todo los políticos. La guinda la puso el día que elogió una entrevista con un líder de Democracia Nacional, un grupo de ultraderecha. Entonces entendí el rollo. Alberto siembra el miedo, la gente le escucha porque además escribe muy bien y ataca al poder. Siembra miedo esperando recoger (él o alguien a quien conoce) del miedo sembrado una reacción de la gente desproporcionada y que olvide todo lo que ha ocurrido en este país durante los últimos 80 años.

    Al final me despedí de el con un último comentario, que naturalmente también censuró, donde le decía que por fin había encontrado el calificativo que describía perfectamente su posición ante la crisis. Desde entonces ni lo leo, y creo que la gente que de buena fe valora sus opiniones no se da cuenta de que su blog es una fachada (perdón por el juego de palabras 😎 donde las opiniones en contra simplemente no existen si no las puede refutar en dos palabras. Un prodigio de democracia, vamos.

    Y que conste que lo de Alberto es pecata minuta comparado con otros medios. Léase las webs del grupo Recoletos. Probad a poner en ellas un comentario donde simplemente no se insulte al gobierno actual. Directamente lo borran. Qué pena, Internet y los blogs podían ser un espacio nuevo para intercambiar ideas y en su lugar se han convertido en una versión electrónica del viejo escenario de la batalla por la opinión pública de los poderes de siempre.