Ouya, la consola barata con Android


Hoy tengo el gusto de presentaros una nueva consola que posiblemente muchos de vosotros ya habréis escuchado por la red, aunque no probado, pues no la tendremos en nuestro salón hasta junio aproximadamente. El 28 de marzo es su presentación, aunque ya poco nuevo veremos tras la información que hoy en día circula en Internet acerca de sus características.

Ouya

Se trata de una consola bastante “modesta” que pretende hacerse un hueco entre las máquinas más conocidas del momento. En realidad, no destaca por su potencia ni prestaciones, su finalidad es la de intentar hacer que el jugador ocasional se siente delante de ella y se ponga a disfrutar con sus videojuegos, es decir, cubrir el vacío existente entre las poderosas máquinas de videojuegos y los creados para smartphones.

Su potencia

Como decía antes, Ouya no pretende igualarse ni alcanzar a las consolas más potentes del momento, ya que sus prestaciones son claramente inferiores a la Xbox 360 o PS3, por ejemplo. Cuenta con una memoria similar a la de una tableta, por lo que no se podrá jugar a juegos en los que se requiera gran cantidad de requisitos, es decir, olvidémonos de todos aquellos que han sido denominados bajo las conocidas triple A. (GTA, por ejemplo).

Según la opinión de un gran sector de la crítica, Ouya se ha dibujado como una simple consola que permite llevar los juegos del terminal móvil y Tablets a la pantalla de la televisión, nada más. Algo que la propia J. Uhram, consejera delegada de la compañía ha negado rotundamente, alegando que en Ouya podremos jugar con el 3D, imágenes en HD o incluso destacó el uso del mando, elemento fundamental que caracteriza a cualquier consola.

ouya

Sus características y videojuegos

Este nuevo equipo, el cual incorpora Android, mantiene la esencia de las consolas tradicionales, es decir, es de sobremesa y requiere de nuestra pantalla de televisión para poder funcionar, no contará con ningún compartimento dedicado a la batería ya que ésta funciona directamente con una toma de corriente. Por otra parte, su diseño y dimensiones son un punto que llaman bastante la atención, ya que hablamos de un cubo de apenas 7,5 centímetros de lado.

Sin embargo, la esencia de videoconsola tradicional se va perdiendo a medida que nos centramos en averiguar cómo podremos conseguir los juegos. En esta ocasión, la tecnología se hace presente y nos obliga a descargarlos desde Internet, esto permite rebajar costes y además, hacer que los pequeños desarrolladores de videojuegos nos ofrezcan demos gratis para poder testearlos.

La diversión está garantizada y por juegos no nos aburriremos, ya que al ser una consola de código abierto, los desarrolladores podrán lanzar al mercado multitud de alternativas y complementos como volantes, pistolas, etc.

Innovación en el mercado

La firma no pertenece a ninguna otra empresa potente del sector, es más, se trata de una simple StartUp que eligió aplicar la técnica de financiación colectiva, conocida también como crowdfunding, donde esperaban conseguir menos de un millón de dólares y han terminado con casi 9. Este éxito antes de comenzar, ha hecho que sus creadores mantengan la ilusión por seguir desarrollando el proyecto y creer en una buena acogida cuando salga al mercado.

El precio con el que nos la encontraremos en las tiendas será aproximadamente de unos 76 euros, algo que también está llamando la atención en los medios, los cuales ya la califican como una de las más baratas. Eso sí, el mando va aparte y costará 40 euros. Tendremos una versión nueva cada año y los videojuegos serán compatibles.

La ficha técnica

Sistema operativo: Android 4.1 Jelly Bean.

Procesador Nvidia Tegra 3.

CPU: 1.7 GHz Quad-Core ARM Cortex-A9.

Capacidad: 8 GB de memoria flash interna.

Memoria: 1 GB RAM.

Gráficos: Nvidia ULP GeForce.

Conexiones: USB 2.0 y Micro USB, conector HDMI (soporta hasta 1080p HD), WiFi y Bluetooth.

Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.