Orange sigue los pasos de Yoigo y resucita a Amena como marca low cost. Análisis y review de sus tarifas.


Después del post sobre Yoigo y su revolucionaria Tarifa Infinita, no podemos dejar de comentar la curiosa reacción de Orange la cual produjo bastante expectación hasta que fue concretada.

Como decíamos, Yoigo había sacudido el mercado al sacar su Infinita dejando prácticamente obsoletas todas las tarifas de más de 30 euros de los operadores con red propia. Que era un movimiento al que las demás tenían que reaccionar antes o después era algo claro, y Orange ha hecho una jugada bastante genial.

Se filtró que se estaba trabajando en la resurrección de Amena, marca que todos los que son de mi generación recuerdan con nostalgia y cariño. Muchos de nosotros empezamos con ella o estuvimos ahí durante mucho tiempo, era una empresa que venía a romper con Movistar y Airtel/Vodafone aportando precios más bajos y una imagen totalmente juvenil y fresca. En nuestra memoria quedan aquellos anuncios con la canción Libre de Nino Bravo versionada por el Chaval de la Peca:

Y, cómo no, para aquellos que en esa época éramos estudiantes los famosos "Dúo" nos venían que ni pintados para hablar con las novietas a precio reducido.

Luego, como por desgracia suele ocurrir, llegó Orange y compró la compañía relegando a Amena al olvido y eliminando de golpe y plumazo todo el trabajo conseguido por los creativos de la marca (creo que no había ningún anuncio de la operadora verde que no rebosara originalidad a raudales que ya no he vuelto a ver en ninguna otra).

Pero llegamos a la actualidad, y el panorama es totalmente diferente. Yoigo y las OMV están quitando clientes a mansalva y Orange tiene como objetivo ambicioso arrebatar el segundo puesto a Vodafone. Se empieza a negociar la compra de Simyo, una de las OMV con mayor repercusión, pero la operación no sale bien, y la gota que colma el vaso llega con La Infinita de Yoigo y su potente y ruidoso puñetazo en la mesa. Hay que actuar.

Pero claro, si Orange saca una tarifa igual o similar a la de Yoigo… ¿cómo explicamos a los clientes que están pagando, por ejemplo, 79 euros en la Delfín 79 que sacamos una opción por menos de la mitad y con más ventajas? El caos puede ser absoluto: cualquiera con un mínimo de criterio se querrá acoger a la nueva modalidad y la gran mayoría de las tarifas quedarían obsoletas … ¿qué hacemos con las permanencias ya establecidas? ¿Y cómo asumimos la merma de ingresos que va a suponer que la gente deje de pagar nuestros precios abusivos y mafiosos?

Hasta que a alguien se le ocurre la genial idea. "Oye, pero si tenemos un activo brutal sin aprovechar que está dormido en un cajón… y se llama Amena". Básicamente, lo que Orange ha hecho es sacarse una marca low cost de la manga con la ventaja que puede suponer el hecho de que dicha enseña no tiene que empezar de cero: ya hay una cantidad ingente de personas que la conoce, que les suena, que tienen asumido que su color es el verde, y encima la recuerdan con cariño y nostalgia. Sin contar el hecho de que gran parte de la imagen de marca ya está desarrollada, con el consiguiente ahorro de tiempo a la hora de lanzarla.

Y así ha sido. Orange quiere vendernos a Amena como una OMV tipo Simyo, Pepephone, etc. Pero no lo es. En realidad se trata, ni más ni menos, que dos tarifas aparte de las oficiales. La facturación es del mismo sistema de Orange (sólo cambia el logotipo y el color, pero la estructura de la factura es idéntica), las SIM que envían son de Orange, la red que aparecerá en tu móvil es Orange… pero se te facturará en base a la tarifa Amena que elijas. Y de ellas vamos a hablar ahora mismo, así como de sus ventajas e inconvenientes.

Tarifas

Tarifa voz+SMS

– 19 euros/mes de cuota.

– 3600 minutos al mes a cualquier número nacional fijo o móvil, sin establecimientos de llamada. El exceso se factura a 8 céntimos el minuto+15 de establecimiento.

– 1000 mensajes SMS al mes a móviles de cualquier compañía. El exceso se factura a 15 céntimos el mensaje.

Tarifa voz+SMS+Internet

– 29 euros/mes de cuota.

– 3600 minutos al mes a cualquier número nacional fijo o móvil, sin establecimientos de llamada. El exceso se factura a 8 céntimos el minuto+15 de establecimiento.

– 1000 mensajes SMS al mes a móviles de cualquier compañía. El exceso se factura a 15 céntimos el mensaje.

– 1 giga de datos al mes. Si te pasas se baja la velocidad a 64 kbps.

Condiciones restrictivas comunes a las dos tarifas

Aunque en la web de Amena se observa mucho lo de "sin límites", en realidad sí los hay:

El número de destinos diferentes a los que podemos llamar durante un mes son 150. Como decíamos en el artículo de La Infinita de Yoigo, esto no quiere decir que sólo puedas hacer 150 llamadas, ni mucho menos, sino que la tarifa plana se agota si se llama a más de 150 números distintos. Por ejemplo, supongamos que tienes un total de 100 amigos/conocidos, y que llamas a cada uno 20 veces durante un mes: no habría problema, puedes llamarles a todos cuantas veces quieras, miles incluso, porque en conjunto sólo has llamado a 100 números diferentes ese mes. Si se superan los 150 destinos diferentes, las llamadas pasan a costar 8 céntimos el minuto+15 céntimos de establecimiento.

– El número de destinos diferentes a los que podemos enviar SMS gratis es de 100 al mes. Se aplica la misma regla que antes, si superamos el número permitido cada mensaje nos saldrá por 15 céntimos.

Ventajas de la tarifas Amena

– La primera gran ventaja es que Amena no exige permanencia alguna, puedes irte cuando quieras (cosa harto difícil dado que son tarifas extremadamente competitivas y que difícilmente veremos en Movistar o Vodafone por el momento). Esta es una de las principales diferencias con La Infinita de Yoigo.

– Otro aspecto que también favorece a Amena sobre Yoigo es que incluye una gran cantidad de SMS gratuitos. Aunque es cierto que programas de comunicación como WhatsApp han desplazado sobremanera el uso de los SMS, hay que reconocer que hay mucha gente que sigue usándolos y el hecho de saber que los tienes ahí siempre da sensación de seguridad y de "redondez" de la tarifa.

– El ofrecer una tarifa sin internet es todo un acierto pues hay gente que no lo quiere o no lo necesita, y poder disponer de 3600 minutos y 1000 sms por 19 euros es una auténtica ganga.

Los clientes de Orange contrato QUE NO TENGAN PERMANENCIA ADQUIRIDA O QUE LA HAYAN FINALIZADO pueden realizar el cambio de manera rapidísima, ya que como comentamos en realidad no se trata de una OMV o una operadora diferente, es la misma Orange con diferente color (o, dicho de otra manera, el mismo perro con distinto collar).

– Los clientes de Orange prepago que se cambien a Amena no pierden el saldo que les quede en su línea, te lo irán descontando de las facturas sucesivas.

Si tienes un móvil anclado a Orange, podrás usarlo en Amena sin problemas.

Se permite el tethering con su tarifa de datos (usar el móvil como módem o hotspot wifi para conectar a internet con el portátil, por ejemplo). Además, y a diferencia de Yoigo, no se restringe el uso de programas VoIP (como Viber o Skype).

– En Amena, el precio/minuto (8 céntimos) una vez superados los límites es extremadamente competitivo (pensad que en las tarifas planas de Orange se cobra a 18 céntimos/minuto, un auténtico robo a mano armada en los tiempos que corren).

Desventajas de las tarifas Amena

– Por lo que he podido leer, son MUY, pero MUY restrictivos a la hora de admitir clientes. Si nos quejábamos del scoring de Yoigo, en Amena es incluso peor. Hay una gran cantidad de personas que se están quejando de que no le admiten como cliente a pesar de no tener deudas ni problemas ni con Orange ni con otras operadoras.

Por ejemplo, parece ser que si estás en Orange como autónomo, va a ser casi imposible pasarte a Amena (en realidad, en Amena no quieren a empresas de ningún tipo). Cosa bastante normal desde mi punto de vista, ya que saben que un autónomo puede exprimir fácilmente la tarifa: son un tipo de usuarios que suelen hablar mucho por el móvil. Yo creo que estas tarifas juegan con el "uno por otro", es decir, un cliente particular quizá hable 2500 minutos, alguno igual se acerca a los 3000, pero otro igual no llega ni a 1000. Sin embargo, un autónomo es muy susceptible de llegar a los 3600 e incluso pasarse. Por otra parte, un autónomo que esté pagando 79 euros en Orange y se pase a Amena va a suponer menos de la mitad de la facturación para la compañía (recordemos que es el mismo perro con distinto collar).

También debemos recordar que pueden tener datos estadísticos de nuestro perfil de uso incluso aún no siendo clientes de ellos. Imaginemos que eres un cliente que está en Movistar, y usas el móvil de forma intensiva. A lo largo del tiempo, en ocasiones llamarás a clientes de Orange y de esta manera pueden tener registros internos de cuánto pueden durar tus llamadas y hacerse una idea de si eres un gran consumidor de minutos. Si lo eres, puedes no resultar atractivo para ellos pues ya pueden asumir que vas a exprimir la tarifa.

En este aspecto, Yoigo puede resultar más ventajoso pues aunque también son bastante quisquillosos parece que no llegan a tales extremos y siempre podemos hacer un reestudio aportando la documentación que nos requieran.

Tiene un límite de minutos establecido. En Yoigo, si no hacemos un uso incorrecto que vaya contra las políticas de uso razonable (ver artículo de ayer), los minutos son ilimitados. Sin embargo, para algunos esto es más una ventaja que un problema, ya que prefieren tener la seguridad de unas cifras concretas de minutos disponibles.

El hecho de que se use la red de Orange puede suponer un hándicap para algunos usuarios que no tengan mucha cobertura de esta operadora en su zona. En mi caso por ejemplo no lo sería, ya que en mi provincia Orange ha hecho una mejora brutal de su red (puedo deciros, por ejemplo, que donde vivo dispone de Edge cuando ni siquiera Movistar lo tiene). Sin embargo, sé que para muchos esto es un condicionante.

Si eres de los que no se fía de la cobertura de Orange, también deberías contemplar a Yoigo y La Infinita como posible mejor opción ya que sabes que podrás usar las antenas de Movistar.

En Amena se cobra un alta, concretamente de 15 euros. Si eres de Orange, el alta te costará 6 euros. Esto no debería resultar un problema pues el ahorro para gente de consumo alto el ahorro lo compensa con creces.

Si quieres servicios Blackberry, también tendrás que pagar el alta en ellos.

No hay subvención alguna de terminales. Para irte a Amena tendrás que disponer de un teléfono móvil libre o de Orange.

Reducción de la velocidad de internet, una vez superado el límite de datos incluidos en las tarifas (1 giga), a 64 kbps en vez de los deseables 128 kbps. Por desgracia algo que se está implementando a nivel general en casi todas las operadoras y OMVs.

El servicio de atención al cliente se ofrece desde un teléfono de pago 902, por lo que si llamas allí te supondrá un sobrecoste. Además, serás atendido por operadores que están al otro lado del charco, con la consiguiente dificultad para entenderte y para encontrar gente debidamente formada y preparada (lo cual redundará en que las llamadas al 902 durarán más de lo normal).

– Según parece, el área de clientes todavía está un poco en pañales y hay carencias de datos disponibles, incluso no puedes comprobar cuántos minutos te quedan de la tarifa plana ni el listado de llamadas (pero se supone que es cuestión de tiempo).

Conclusiones

Desde mi punto de vista, las tarifas de Amena tal cual han salido a la luz ha sido el resultado de la presión ejercida por Yoigo con sus recientes Infinita y La del dos. Seguramente, si no hubiera ocurrido lo de Yoigo ahora estaríamos hablando de precios y condiciones bastante diferentes. Sin olvidar la jugada de Movistar al haber lanzado a Tuenti como OMV a precios muy interesantes.

Orange no podía quedarse atrás en estos momentos cuando está luchando por quitar el segundo puesto a Vodafone. Pero tampoco podía ofrecer estas tarifas increíbles con marca propia, bajo riesgo de poner en la guillotina a casi toda su gama de tarifas oficiales con la consiguiente merma en la facturación. Pensemos que si lo hubiera hecho así, cualquier tarifa de más de 19 euros se vería comprometida. Y el mercado español es muy jugoso, todavía hay muuuuuuucha gente que está en Movistar, Vodafone y Orange pagando precios totalmente anacrónicos sin rechistar, y esa gallina de los huevos de oro hay que evitar matarla demasiado pronto.

Tanto es así, y tanto miedo tiene Orange (como buena integrante de "la mafia"), que incluso parece que Amena es algo que "está ahí porque tenía que estar", pero como que no quieren que tenga demasiado éxito. Es un poco inexplicable la gran cantidad de casos que se leen y escuchan de gente que no es admitida como cliente, y hablamos de personas cumplidoras en sus pagos que nunca han devuelto un recibo de móvil. Tal cual están las cosas, ¿quién no querría como usuario a alguien con estas características? También me hace sospechar el hecho de que no vayan a hacer anuncios ni en televisión ni en medios físicos, tan sólo en internet. Una marca renacida como Amena, con una adecuada estrategia de comunicación y márketing, podría hacer mucha pupa a todas las OMVs y Yoigo. Tal cual están las cosas, Amena sólo va a estar dirigida a gente "que entiende". Esto lo he podido comprob
ar estos días en mi círculo de amistades y familiares… no he hablado con nadie que supiera de la vuelta de "la verde".

Algunas voces se han quejado de que estas tarifas están enfocadas a un público que hace un consumo medio-alto, y que se han olvidado de los pequeños (esos que pueden gastar 10-15 euros al mes). Desde mi punto de vista, esto ha sido así porque Orange tiene una cantidad bastante alta de OMVs que operan bajo su red y las cuales suponen un ingreso constante, de momento no prefiere entrar en ese mercado ya que de manera indirecta ya está obteniendo beneficios de él y, si lo hiciera, algunas de esas OMVs podrían verse tentadas de cambiar de proveedor.

Hablando de las tarifas en sí, no hay duda de que estamos ante una auténtica revolución impensable hace tan sólo unas pocas semanas. Aquellos que hacen un uso intensivo del móvil y que no se fían de Yoigo y su permanencia tienen la mejor opción sin duda en Amena. Es más, en mi caso particular es el as guardado en la manga que me reservo si a Yoigo le da por hacer alguna jugarreta.

Sea como sea, al final los beneficiados somos los usuarios que, por fin, tenemos disponibles tarifas que se asemejan (por desgracia todavía queda para igualar) a las que se ofrecen en otros países de Europa y que antes sólo podíamos observar con envidia.

Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • Pingback: celularion.com()

  • Una noticia fantástica.

    ¿Veremos una lucha por bajar los precios finalmente en lugar de establecer pactos para que a todos nos cueste un dineral?

  • Homotecno

    Ah sí? No lo he visto, me parece un giro interesante….

  • Petiso Carambanal

    Pues al final si que la estan anunciando en la tv

  • Homotecno

    Justo la he visto unos minutos antes de tu comentario, gracias por el link de todas formas. Como decía en Twitter, el anuncio es engañoso, dice “sin límites” cuando resulta que los tiene en todo: llamadas, sms e internet.

    Otra cosa es que sean límites amplios, que lo son, pero haberlos haylos.

  • Petiso Carambanal

    aqui puedes ver el anuncio y la noticia en el blog de amena

    http://amena.com/blog/sin-limites/amenacom-la-tarifa-perfecta.html