Las baterías del futuro, NanoTritium

No hay día en el que no tengamos una nueva noticia tecnológica, ya sé que me repito mucho pero lo cierto es que los avances se producen a pasos agigantados y ese tipo de noticias que para algunos parecen extraídas de películas, resulta que ya llevan unos cuantos meses, o incluso años, estudiándose y preparándose para salir al mercado. Esto es lo que ha sucedido con el tema que hoy traigo: La duración de las baterías.

Batería de Nanotritio

Un tema ya muy hablado es cierto, sobre todo, cada vez que utilizamos el portátil y maldecimos todo lo que nos rodea cuando vemos que la batería está a punto de agotarse y no tenemos el cargador a mano, o cuando nuestro teléfono se queda sin energía por culpa del consumo de todas las Apps que lleva, entonces es cuando verdaderamente nos acordamos de ella y decimos: “¡A ver si en vez de tanta aplicación, diseño y Megapíxeles, se acuerdan un poquito de hacer baterías que duren un poquito más!” No nos falta razón, pues podríamos decir que si Aquiles cedió por su dichoso talón, los nuevos dispositivos tienen a las baterías como punto débil.

Bueno pues, a las memorias artificiales estilo Matrix, las gafas futuristas Project Glass de Google y las sorprendentes cualidades del Grafeno, tenemos que sumar el nuevo futuro que se le espera dar a las baterías de nuestros dispositivos tecnológicos, me refiero a las baterías nucleares NanoTritio, capaces de superar en rendimiento a las actuales de una forma muy muy abusiva.

Hace ya unos años se comenzó a hablar de esta tecnología, la cual se estaba estudiando y mejorando en los laboratorios de varias Universidades, sin embargo, no pensemos que se trata de un descubrimiento reciente, ya que a pesar de que ahora sea el momento en el que se especula sobre su aplicación en los dispositivos domésticos, esta tecnología ya era utilizada desde hace muchos años en los equipos que eran lanzados a las misiones espaciales, como sondas o satélites.

¿Cómo están hechas y cuál es su funcionamiento? La vida del tritio es aproximadamente de 12 años, pero para lograr una mayor duración se emplea el doble de carga, lo que permite que puedan llegar a durar hasta 25 años, algo que no podríamos imaginar salvo en las películas. Además, resultan ser mucho más resistentes que las convencionales y no se recalientan.

Batería de Nanotritio

Sobre su funcionamiento, aquí te plasmo un fragmento que he encontrado que resume muy bien en qué consiste:

Las baterías de tritio operan a partir de la desintegración en electrones de alta energía y es a través de un semiconductor especial que se captura la energía de los electrones emitidos (radiación beta), de ahí proviene el nombre de batería betavoltaica. “

Se espera que sus prestaciones sean mejoradas y preparadas para adaptarse a nuestros smartphones, Tablets y ordenadores, ya que su actual aplicación es especialmente para mantener con vida equipos electrónicos muy reducidos, como marcapasos o sensores. Aunque me imagino que en lo que habré tardado de redactar el artículo ya se habrá superado esta limitación.

A pesar de que parece ser que todo son ventajas, se ha afirmado que producen unas pequeñas cantidad de radiación, ya que el tritio es un isótopo radiactivo perteneciente al Hidrógeno, pero que no suponen un riesgo alguno para las personas puesto que la propia cobertura del dispositivo haría de cortafuegos. En esta página podemos ver como ya se encuentran estas pequeñas baterías a la venta, eso sí, a un precio un tanto prohibitivo, casi 2000 euros. En la imagen siguiente lo podrás comprobar:

Batería de Nanotritio compra


Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.