La primera estafa que me hicieron en la tienda: el engaño del extintor

extintor estafa Este es un post que tenía pensado escribir desde que retomé el blog hace un año, pero por alguna razón se me había quedado olvidado en los rincones del inconsciente blogueril. Hoy voy a contaros la primera (y única que yo recuerde, si no contamos la gente morosa) estafa que me hicieron en la tienda, en la que caí como un gran pardillo y que aún ahora después de tantos años me quema la sangre.

Situémonos. Estamos cerca del verano de 2002. Hacía casi un año que habíamos abierto, y en ese momento estaba yo solo en la tienda. Era una tarde de mucho movimiento, con una gran cola de gente aguardando su turno para ser atendida y yo iba a toda leche explicando, mostrando, facturando, etc. En eso que una persona ataviada con un mono de trabajo y una especie de maletín entra directamente al mostrador.

Me quedo mirándolo unos segundos y me suelta:

– Hola buenas, mira que soy el de los extintores, que te toca la revisión y vengo a llevármelos para hacerla.

Y yo, todo ignorante, voy y le suelto:

– Mira qué bien, estaba a punto de llamaros porque ya hace casi un año que hemos abierto y sabía que le faltaba poco. Cógelos, hay uno allí y otro allá.

Haré un inciso para decir que los extintores y su servicio de mantenimiento lo contratamos con una empresa de otra ciudad a través de una persona del pueblo que era su representante aquí. Quedamos con él que cada año vendría, se los llevaría, me dejaría unos de sustitución, haría la revisión pertinente y a los pocos días me los volvía a traer.

Mientras yo seguía atendiendo veía al tipo que iba recogiendo los extintores y salía fuera a cargarlos al coche. Cuando acabó se acerca otra vez al mostrador y veo que rellena una especie de albarán. Al cabo de unos segundos me pone el albarán delante y me dice “serán 90 euros”. Me quedé un poco flipado, lo confieso, pero entre que tenía mucha gente y que al fin y al cabo pensé que lo tenía que pagar de todas maneras, le di la pasta y me puso un bonito “pagado” en el albarán.

Pasaron unos días, y los extintores no volvían…

Además, en eso que me fijé en los que me había dejado y eran unos modelos muy viejos, incluso sucios. Pero claro como eran de sustitución no le di importancia.

En eso que al poco aparece por la puerta el que me vendió los extintores y el contrato. Le digo:

– Hombreeeeeee, a ti tenía ganas de pillarte yo, que ha venido tu compañero a recoger los extintores y hace ya unos días y no ha vuelto.

– ¿Compañero? ¿Qué compañero?

– Uno que me dijo que venía de la empresa a hacer el mantenimiento.

– Pues va a ser que no, el único que vendrá aquí a recogerte los extintores soy yo. A ver, muéstrame el justificante.

Se lo doy y me dice:

– Pero hombre, cómo no te fijaste que aquí no hay ningún membrete ni nada de la empresa, esto es un albarán de esos típicos que venden en las papelerías.

Cuando soltó eso la sangre empezó a hervirme en las venas al ir tomando constancia de que el grandísimo cabrón que vino me había estafado los 90 euros. Pero es no es todo, el hombre continúa:

– A ver, muéstrame los extintores que te ha dejado.

Lo hago y me suelta:

– Pues oye, lo siento mucho pero encima te ha colado una mierda de extintores que no veas, son viejísimos y mucho peores que los que tú tenías. Encima éste de aquí está sucio de grasa, seguro que viene de algún bar al que también ha estafado como a ti. Pero no pasa nada, lo que haremos será que me los llevaré, los limpiaremos, les haremos la revisión y te quedarás con ellos ya que si no tendrás que comprar otros dos nuevos.

– Pero, ¿se quedarán bien? ¿No habrá ningún problema?

– Hombre, siempre saldrás perdiendo porque los tuyos eran nuevos, pero haciendo lo que te digo te pueden servir perfectamente.

Y así lo hicimos. Con el tiempo, aparte del cabreo perpetuo que me dará siempre que piense en ello, he deducido algunas cosas respecto al modus operandi de los malnacidos que usan este sistema:

– Saben en qué fecha te toca la revisión y van unas pocas semanas antes. Esto indica que, o bien han ido antes a la tienda de turno para echar un vistazo como quien no quiere la cosa, o bien tampoco sería tan descabellado pensar que estuvieran en acuerdo con el vendedor original que les informa de los posibles clientes que pueden caer porque les toca la revisión pronto.

– Entran cuando la tienda está llena y saben que no puedes prestar tanta atención a los detalles.

– No aguardan en la cola, sino que van directos al mostrador y te hablan y actúan como si tuvieran prisa, y cuando tienes un cliente delante, para presionarte.

– Poextintor estafar supuesto van con mono de currela para que así dé más impresión de “técnico”.

Uno de los amigos a los que le conté la anécdota estafa, y que también tiene un  negocio en una localidad cercana, me llamó días después para decirme que había uno que iba preguntando por los extintores y que lo había enviado a tomar viento hacía escasos minutos. Cerré la tienda ipso facto y me cogí el coche para ir a dar una vuelta por ese pueblo. Suerte tuvo que no lo pillé, y eso que busqué a conciencia. Y es que luego mi amigo me contó que también le había dicho que iba a llamar a la policía, así que seguramente puso pies en polvorosa.


Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • Si te sirve de consuelo, a mi me lo hacen esta tarde y casi seguro que caigo… lo tendré en cuenta.
    Eso si, recuerdo ahora que ya hace unos meses, el de la compañía de los extintores no avisó que hay “gente” por ahí haciendo “supuestas” revisiones, que tuviéramos cuidado.

  • Dos cosas me llaman la atención:

    1. ¿La PRIMERA estafa?

    2. He viajado algo, y desde luego en este pais es el único donde se acepta sin mas un albarán de papelería como resguardo, o que te pregunten si quieres la factura con o sin IVA. Hace poco se llevaron para arreglar una caja registradora de donde trabajaba. Tuve que exigirles que me dieran algún tipo de resguardo. “Es que no damos nunca nada”, pues no os la lleváis. Al final tuve que aceptar que me dieran a cambio un trozo de papel que yo mismo escribí con el numero de serie y el DNI del tecnico.

    ¡Pais! Estafadores hay en todas partes, pero al menos en otros sitios se lo curran algo. Aquí es que se lo ponemos a huevo…

  • Si es que ya dentro de poco no se podrá salir de casa y como siga así el tema económico del país, que todos los maleantes agudizan su mente…

  • frikipower

    A mi en la tienda con eltema de extintores cuando abri tenían uno del año del hambre asi que aproveche una oferta que vi un dia en el LIDL de esas cosas tipo mercadillo que tienen y me compre 2, cada año venian los tipos del extintor me dejaban uno guarerro suyo y se llevaban los 2 mios a la semana me los traian y me salia el tema por unos 30 creo recordar…

  • El enojo entonces es más que comprensible, pero ya han pasado siete añitos, no te sigas haciendo mala sangre!! (yo lo digo por tu salud 😉 )
    Eso sí, qué pena que no le pillaras, estoy segura de que le hubieras metido un susto… jajaja.

  • Mal de muchos… epidemia.
    En la empresa donde curro nos lo hicieron hace 6 o 7 meses, en Granada. No veas el cabreo que se pilló el jefe cuando vino el de la empresa “buena” para hacer la revisión 😛

    Y si, como dicen por ahí arriba, eso nos pasa por vivir en un país de cutres (entre los que me incluyo, ¡faltaría mas!)

  • Siempre hay que mirar las cosas por el lado bueno.. te estafaron 90 Euros.. pero fijo que ya no vuelves a caer en ninguna de esas.
    Hay que pagar la novatada!

  • wides

    Que bueno ,la semana que viene me paso,otra vez.
    Esto……, se me escapo.

  • Pingback: meneame.net()

  • nicolas

    Es verdad yo trabajo en una empresa en la cual vedemos y recargamos y nos cansamos de ir a clientes nuestros y otras personas los retiran haciendose pasar por la empresa, en el momento del retiro pidan un remito el nombre de la empresa y el mata fuego sustituto, y en el momento de la entrega chequeen que sea el mismo mata fuego que le habian retirado, chequeandolo mirando la tarjeta del año pasado tiene que coincidir el numero de mata fuego.

  • jaume pallarols

    Esto pasa también porque nos dejamos engañar como idiotas, y si eres el dueño del negocio y frecuentemente estás horas fuera de él lo llevas claro, con tantos trabajadores imbéciles como padecemos en España es muy fácil que se la peguen al típico empleado que no presta atención a nada. Acabo de sufrir la estafa y mañana a la empleada de turno se le va a caer algo más que el pelo, va a poner el dinero le guste o no y si me dice algo la echo a la puta calle PERO YA. Parece mentira que con el paro que hay y las nulas posibilidades de encontrar trabajo haya quien meta la pata de modo tan escandaloso.

  • jaume pallarols

    Pais de cutres sin duda, donde cualquier patán que no vale para nada quiere ganar 1.200 euros al mes por un trabajo donde se le exije lo justito porque tampoco da para más, y luego venga a exigir derechos, faltas de puntualidad a montones, la mitad del tiempo fumando en la calle y escaqueándose continuamente, etecé etecé. No es de extrañar que seamos el record de paro de Europa, ¿quién cojones que tenga dinero y esté en su sano juicio va a invertir en crear puestos de trabajo?