La futura sede de Apple: El sueño de Steve Jobs

Un genio de nuestra época, hemos tenido la oportunidad de conocer su potencial, imaginación y muchas de sus creaciones, algunas gustaban más y otras menos, unos hemos preferido confiar en otras marcas, otros no se lo podían permitir e incluso había otros que criticaban duramente todo lo que hacía, comía, decía y pisaba.

Apple-sede

Falleció el mes de octubre del año 2011, y a pesar de que muchos creen que la última vez que apareció en público fue para hacer la presentación de uno de sus nuevos “juguetes”, lo cierto es que hizo algo muy diferente y grande, y vaya si lo será. Steve Jobs hizo acto de presencia en el Ayuntamiento de Cupertino, ciudad donde está actualmente alojada la sede de la compañía, para presentar lo que el definió como: “El mejor edificio de oficinas del planeta que podrán visitar los estudiantes de arquitectura”.

Si queridos lectores, estoy hablando de lo que será la nueva sede de Apple, un complejo que no se parece a nada de lo que hoy en día pudiéramos haber visto.

Si vemos los planos del proyecto, ninguna otra construcción se podría comparar con lo que Steve Jobs presentó. Es como si una nave espacial se hubiera posado en medio de la naturaleza, se trata de un gigante y llamativo edificio de cuatro plantas que rompe con cualquier concepto que tengamos de complejo de oficinas. El proyecto ha sido encargado a Norman Foster, uno de los despachos más conocidos del planeta.

En su interior podrán albergarse alrededor de 12.000 personas, y el presupuesto de 2.000 millones de euros que se estimó hace apenas 2 años, ahora ya ronda los 3.900 millones. Sin embargo, esta cantidad solo representa un 5% del efectivo que la manzana mordida tiene a su disposición. Recordemos que cuenta con más de 106.000 millones de euros. Sí, podrían rescatar España y sacarnos de la crisis (un par de meses hasta volver a caer), por si lo estabas pensando.

sede-de-Apple

El Actual sustituto de Jobs, Tim Cook, ha retrasado el inicio de las obras y calcula que la mudanza de los empleados al nuevo complejo se realizará en 2016, y no en 2015 como había planeado Jobs. Según las palabras de Cook: “Steve Jobs puso mucho amor e ilusión por este proyecto, por lo que queremos hacerlo lo mejor posible”.

Dispondrá de más de 250.000 metros cuadrados de superficie, donde podrán comer simultáneamente 3000 personas en su comedor. El estacionamiento, edificios, garajes y la red de carreteras serán subterráneos y apenas podremos diferenciar 6 instalaciones desde el exterior. Dentro de esta “nave espacial” se plantarán multitud de árboles como olivos, albaricoques y manzanos.

Según Jobs, este proyecto es un modelo de sostenibilidad, donde la luz que consuma el complejo será completamente generada por éste mismo, y todo gracias a los 700.000 metros cuadrados de paneles solares que se pretenden instalar en el techo. Pero eso no es todo, ya que también se instalarán claraboyas, ventiladores y ventanas automáticas que permitirán aprovechar al máximo las horas de luz natural y proporcionar una temperatura agradable.

Steve Jobs puso mucho interés en cuidar hasta los más mínimos detalles, quiso que las planchas que se instalasen en el techo y paredes no tuvieran ningún tipo de desnivel, por lo que se pretende pulir todas las juntas y superficies. La madera que se emplee para la construcción y ornamentación interior debía provenir de una familia concreta de arce, siendo únicamente válidas aquellas planchas que procedieran del mismísimo corazón del árbol.

cristal-sede-Apple

Las paredes exteriores estarán hechas de cristal abombado, un material que según las declaraciones del proveedor alemán Seele GmbH, encargado de su fabricación, suministro e instalación, ha asegurado que nunca nadie había solicitado unos paneles tan grandes y en esas cantidades, hablamos de alrededor de 6 kilómetros de cristal.

He de confesarlo, me guste Apple o no, ya tengo mucha curiosidad por ver ese edificio construido.


Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.

  • Aberración

    “La madera que se emplee para la construcción y ornamentación interior debía provenir de una familia concreta de arce, siendo únicamente validas aquellas planchas que procedieran del mismísimo corazón del árbol.”

    Espero que no lo necesiten demasiado, sino ya veo la extinción de este árbol.

  • Jajaja, eso mismo pensé yo al leer el artículo… vaya derroche de madera!!!

  • Andrés

    Si coincido, vaya derroche! Confío en que aprovechen todo y solo sea esta condición para los detalles interiores más llamativos y visibles. De todas formas ya os lo confirmaré cuando me llamen para trabajar allí de vice-loquesea.