Google y su nuevo ejército de robots


Por si todavía no te habías dado cuenta, ¡Me encantan los robots! Es cierto, me gusta hablar de ellos y documentarme sobre los avances que se van publicando en los medios, pero cuidado, ha llegado un momento en el que veo los vídeos de nuevos prototipos y realmente te acongojas, ves sus movimientos y la verdad, parecen los de un humano real. Eso me da que pensar… No estoy exagerando, seguro que a más de uno le suena la siguiente imagen…

clip_image002

En más de una ocasión ya he citado a alguno de estos robots tan asombrosos, pero es que resulta que esta mañana, revisando noticias frescas me he dado cuenta de que Google ha comprado Boston Dynamics, una compañía que ha ido creciendo de una forma asombrosa, que es capaz de ofrecer estas maravillas que quiero mostraros más adelante, y que además también fabrica los robots que le piden en proyectos militares del ejército estadounidense.

Vamos, que Google ahora parece que va a reforzar su plantilla con una serie de robots que aunque para muchos ya son conocidos, otros todavía no saben de su existencia, no saben qué es lo que pueden llegar a hacer ni cómo se comportan. Por eso estoy hoy aquí, para hacer un repaso a los prototipos que la compañía se ha agenciado, a ver cuál os gusta y sorprende más:

ATLAS, el humanoide que no se cae ni empujándolo

robot-atlas

Este robot humanoide cuenta con dos piernas de metal, llenas de cables pero perfectamente resistentes y coordinadas para andar sobre cualquier superficie, lo podemos ver en el vídeo. Además, sus extremidades superiores le sirven para mantener el equilibrio y poder transportar o sujetar cosas, vamos que solo le falta razonar para que nos pensemos dos veces si queremos vacilarle o no.

Cuenta con 28 articulaciones hidráulicas, un telémetro láser y varias cámaras incorporadas, todo preparado para que se pueda mover en terrenos complicados. La agencia DARPA, encargada de mantener la supremacía del ejército norteamericano, ya se ha mostrado interesada por disfrutar de las características de estos robots tan llamativos.

Cheetah, velocidad en estado puro

robot-cheetah

Se parece a mí cuando tenía una prótesis en el pie y me empeñaba en correr, pero aunque parezca que se vaya a desmontar en cualquier momento (también como yo), su respuesta ante la velocidad es asombrosa, ya quisiéramos correr todos como lo hace este pequeño robot capaz de superar los 45 Km/h.

Por si no te habías percatado, Cheetah es guepardo en inglés y evidentemente no ha sido casualidad. Su espalda articulada le permite flexionarse hacia atrás y adelante en cada zancada que da, lo que hace que aumente su velocidad, justamente igual que el animal.

Muchos aseguran que sería capaz de superar a Usain Bolt, yo creo que habría que verlo. Primero habría que conseguir sacarlo del laboratorio y dejar de alimentarlo con energía extra, me refiero al robot, que se sirve de una bomba hidráulica.

WildCat, el gato montés

Se trata de una versión mejorada de Cheetah, éste puede correr 25 km/h sin necesidad de conexiones ni cintas transportadoras, y además, puede tomar curvas sin ningún problema. Si veis el vídeo, podréis comprobar como es capaz de mantener el equilibrio aun trotando.

BigDog, un perro grande que no se cae

robot-bigdog

Imagino que para el combate le pondrán un silenciador si no quieren que el enemigo se entere de que se aproxima alguien, aunque también podrían pensar que se acerca alguien en una vespino. Lo cierto es que este es uno de los que más me gusta y asusta a la vez, ver esas piernas metálicas cubiertas manteniendo el equilibrio en terrenos tan complejos, me da la sensación de que parezca una media persona.

En Boston Dynamics lo señalaban como el robot más preparado y avanzado de la Tierra para caminar por terrenos difíciles, y es que este “bicho”, es capaz de correr, subir y caminar llevando carga pesada, vamos, un todoterreno.

Rise, ni las paredes se le resisten

robot-rise

Sube toda clase de superficies verticales, este robot está diseñado para trepar por paredes o incluso árboles. En sus pequeños “pies” hay una especie de garras que se encargan de sujetar su cuerpo y permitirle avanzar, además, cuando llega arriba, su estructura también le permite cambiar de forma para adaptarse a la nueva superficie.

Todas sus piernas cuentan con dos motores eléctricos que les ayudan a impulsarse, mientras que todo está controlado por un pequeño ordenador que genera el movimiento adecuado en cada paso. Además, incorpora sensores de todo tipo para asegurar tensiones y posición.

Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.

  • Leyendo este artículo me vienen varias cosas a la cabeza: Cyberdyne Systems, La Mosca… Una asociación de ideas bastante curiosa.

    Por cierto, a ver cuándo inventan las células de energía atómica portátiles, porque el ruidito ese a motosierra te taladra el cerebro jajaja.