Galáctica: estrella de combate


Últimamente me está dando por ver series, más que películas. Hace unos meses mi hermano, que está en la misma tesitura y que ya más o menos me conoce, me dijo que había “descubierto” una que si me ponía a verla no me iba a poder desenganchar. Yo, que ya me creía curtido en mil batallas, sonreí como diciendo “ni de coña, mis noches de no dormir por ver un capítulo más de la serie de turno se han acabado”. Qué equivocado estaba.La serie en cuestión es “Galáctica: estrella de combate“, una nueva versión de la que protagonizaba entre otros Dirk Benedict (el guaperas de El Equipo A) allá por los 80. Y ojo que digo nueva versión y no remake, ya que la historia cambia en algunos aspectos lo suficiente como para distanciarse bastante de la original.

En la nueva Galáctica la historia es bastante más “oscura” (mira que me gusta esa palabra cuando la aplico a cine o series). Los Cylon ya no son robots hojalateros que desprenden flashes allá donde van, sino que su tecnología les ha permitido crear biomáquinas que son casi imposibles de distinguir de los humanos. Este giro argumental es lo suficientemente intenso como para basar gran parte de la trama en ello, ya que nos encontraremos a cada minuto pensando “este tiene pinta de Cylon… ¿lo será?”. Nos encontraremos con un comandante Adama brillantemente interpretado por Edward James Olmos el cual dota al personaje de un carisma bestial. El resto de protagonistas no lo hacen mal, aunque hay algunos que “no me trago” como al doctor loco o la piloto rubia (cuando veáis la serie sabréis a quién me refiero, sin duda).

El hecho de que esta serie me haya gustado más de lo normal es por la profundidad de la historia y los personajes. Que haya ciertos momentos en que llegues a pensar que los humanos se merecen la masacre que les viene encima dice mucho sobre esto, ya que lo más fácil a nivel narrativo hubiera sido expresar que los Cylon son malotes y los humanos los héroes buenos e impolutos. Uno de los capítulos que más me impresionó es uno que se llamaba “Mercado negro”, donde se cuenta cómo incluso en las situaciones más desesperantes (la raza humana ha sido prácticamente aniquilada y sólo quedan los supervivientes de la flota, con muchas necesidades a nivel médico) hay ciertas “personas” capaces de traficar con niños, mujeres y medicinas para obtener un beneficio personal. Y es que creo firmemente que, en una situación así, pasaría exactamente eso.

También destacar de forma breve que los efectos especiales son desde mi punto de vista lo mejor que he visto hasta ahora para una serie: parece que estamos viendo una película de última generación. Atentos a cuando las Cylon se acuestan con humanos y se les pone la espina dorsal como un árbol de navidad ;).

Si buscáis información por internet veréis que actualmente existe:

– Una miniserie de 2 capítulos de una hora y media cada uno. Ese fue el comienzo de la nueva versión, y tuvo tantísimo éxito que se decidió crear una serie “normal”.

– La primera temporada comprende 13 capítulos. Atentos al final del último episodio, parece increíble que pudieran dejarnos con esa intriga, yo porque la segunda temporada ya la tenía preparada pero me ponen un final así viendo la serie por televisón (y por tanto teniendo que esperar unos meses a saber el desenlace) y me puede dar algo. El primer capítulo se llama “33 minutos” y creo firmemente que es de lo mejor que se ha podido ver en una serie desde hace mucho.

– La segunda temporada, la vi en versión original subtitulada en su mayoría, aunque a estas alturas ya estará totalmente en castellano en mulas y burros varios. Tranquilos, esta tiene un final mucho más asequible.

Varios de mis amigos, que no son susceptibles de ser considerados ni frikis ni geeks ni ningún palabro análogo, han quedado enganchadísimos así que estoy seguro de que si después de leer esta entrada te bajas la serie y la ves me estarás muy agradecido.


Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • Ernesto

    Dos anotaciones;
    El lider de los terroristas en esta version interpretaba a Apolo en la versión original.
    Si ya has llegado o te falta poco por ver, creo que era en el episodio Pegasus en el que hay una escena en la que Adama dice “I’m getting my men” (la reconocerás sin problemas), lo vas a flipar, de lo mejor en años. La cámara no para de dar vueltas y Olmos se sale. Además creo que ahí pararon la serie a media temporada y la espera para ver como seguía fue asfixiante.