Fabricantes de pantallas LCD pactan precios de manera ilegal


Esta noticia es un tanto antigua, pero era uno de los temas que quería tocar en el blog. Según parece, varios de los fabricantes más importantes de pantallas LCD a nivel mundial (incluyendo a LG, Samsung y HannStar) estaban pactando desde 2006 los precios mínimos que sus paneles LCD debían tener. Pero no sólo eso, sino que además se ponían de acuerdo en rangos de precios y se informaban de los planes de futuro y condiciones de sus instalaciones. Vamos, que más que competidores parecían una familia bien avenida.

pantallalcdEl colmo ya es conocer el hecho de que los directivos de estas empresas se reunieron al menos 60 veces en hoteles de Taiwán, más o menos una vez al mes. Incluso le pusieron nombre a esos encuentros: “reuniones del cristal”. En otras palabras, que la cosa estaba arraigada y no fue algo puntual. Tenían montado un buen chiringuito basado en “yo no te los toco a ti, tú tampoco me los tocas a mí”.

Pero como en todos los grupos, siempre existe la oveja negra, el traidor, el chivato. Por lo visto a Samsung le entró un ataque de culpabilidad (desde mi punto de vista, esto se traduce en que por algún motivo se enteraron de que iban a ser investigados por ello y decidieron adelantarse: ya habían tenido otro palo anteriormente y que comentaré más adelante) y se fue con el cuento a la Unión Europea, narrando con pelos y señales lo de las reuniones “cristalinas”. Resultado: Samsung se libra de la multa por ser un niño bueno, pero al resto les cae la friolera de 649 millones de euros prorrateados por las ventas que han tenido cada uno en los últimos 4 años (por ejemplo, a LG le ha tocado apoquinar 215 “kilos”).

Y es que casos así ocurren mucho más de lo que nos podamos pensar. Supongo que no os voy a dar la sorpresa del año cuando os mencione a una de las mafias más importantes que hay en este país: las operadoras de móviles, sobre todo las 3 marías (Movistar, Vodafone y Orange). Porque claro, nos vamos a creer que es muy normal en un mercado sin distorsiones que las 3 tengan el establecimiento de llamada a 15 céntimos, exactamente igual que los mensajes SMS. Vaya casualidades, y además qué duraderas, oiga. Que sea más barato enviar un mensaje de texto a otros países que al tuyo propio es para ponerse a llorar. Desde mi punto de vista, a toda empresa que caiga en la tentación de llegar a este tipo de acuerdos deberían meterle tal paquete que ni se les ocurriera llegar a pensar en repetir la hazaña… incluyendo algún tipo penal que englobe a los directivos o representantes de la empresa en cuestión que estuvieran organizando el tinglado.

Otro ejemplo fue que, el año pasado, la Unión Europea también multó a varios fabricantes de memorias por pactar precios de chips de memoria DRAM durante varios años, entre los que destacamos a Toshiba, Hitachi, Mitsubishi, NEC y… ¡Samsung otra vez!. De hecho, ésta última se llevó la “cañá” más fuerte con diferencia. En esta ocasión fue Micron el chivato y se libró también de pagar. Por eso os comentaba que por lo visto Samsung no tenía ganas de que le cayera otra gorda por lo de las pantallas y decidió ser el Judas del grupo antes de que alguien se le adelantara.

Todo esto nos puede hacer pensar que la vía escogida por la UE es el camino correcto, ya que las sanciones no son pequeñas ni mucho menos y promueve el que sean las mismas empresas las que se delaten. Pero aún así, sigo pensando que estos acuerdos ilegales siguen y seguirán existiendo por mucho tiempo. Faltaría comprobar hasta qué punto las empresas no se benefician de todo esto aún pagando las multas que les imponen.

Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).