Hay cosas en las que no pensamos al comprar un portátil

Este es uno de los posts que se me quedó en el tintero desde hace más de un año. Estaba yo con mi LG S510, del cual os he hablado en más de un post, hasta que llegó la hora de darle pasaporte y cambiarlo. El elegido fue un Toshiba Satellite P750-11W, con procesador i7.

El proceso fue más o menos el de siempre. Como este portátil en concreto iba a ser de trabajo, tenía claro que lo quería con un i7. Un día, navegando por la web de un proveedor, veo el Toshiba y me llama la atención. El precio era atractivo (para lo que es un portátil de estas características), los detalles técnicos cumplían con lo que yo quería, el diseño no estaba mal… Así que después de ver varias reviews y darle vueltas al coco, me lo compro. Es un portátil de 15,6 pulgadas sin ningún ánimo de entrar en el segmento de ultraligeros, así que tiene un peso relativamente normal en esa gama, pero lo que no me esperaba es esto:

Transformador de portátil

Como veis, el transformador del Toshiba es bastante más grande. Pero no sólo en tamaño queda la disputa… es que en peso la diferencia es también muy notable. Os puedo asegurar que cuando te pones la bolsa del portátil en el hombro, el hecho de llevar o no el cargador se nota… y no poco. Y eso que el LG era un portátil de gama alta en su momento y por tanto sus requisitos “alimenticios” no se quedaban mancos.

Es curioso, cuando miras un portátil, sobre todo si es sobre catálogo, analizas un montón de cosas: procesador, memoria, disco duro, diseño, altavoces, que si lleva esto o lo otro…. pero claro, a ver quién es el guapo al que se le ocurre pensar en el cargador. Y luego te llevas la sorpresita.

Durante el tiempo que tuve el Toshiba, estuve maldiciendo a la marca porque pensaba que la tecnología daba para poder hacer un transformador más liviano por mucho i7 al que haya que dar de comer… hasta hace poco, en el que he cambiado de portátil de trabajo por otro i7 de una marca diferente y estamos en las mismas: ese cargador podría clasificarse como rompehombros letal.

Así pues, estimados amigos, recordad que tener un i7 es una gozada, pero hay que sufrir consecuencias imprevistas: al peso del portátil hay que sumarle el del transformador, que no es moco de pavo.


Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • Darwan

    No es algo generalizado de todos los i7, sino sólo de algunas marcas. Por ejemplo, yo tengo un HP Pavilion g6, que tiene un i7-3610QM , y en cambio el cargador es del tamaño normal, como el del LG que pones en la foto.

  • Hola Darwan, muchas gracias por la anotación, bueno es saberlo, entonces en mi caso he tenido muy mala suerte, 2 de 2… mejor no haré ninguna apuesta que la diosa fortuna no la tengo de mi lado últimamente 😉

  • Dartacan

    Vaya tochaco el del toshiba, menudo ladrillo jajajaj, pues como haya otras marcas que si lo pueden hacer mas pequeño se han lucido los japos

  • Roberto Garcia

    Yo tengo un portatil Mountain y el cargador que pones tu se queda pequeño en relacion al mio.

    La solucion fue comprar un cargador universal con el voltaje adecuado y ya vuelvo a tener un portatil no un portable

  • Dartacan, ya te digo, son cosas un tanto inexplicables, que fabriques un portátil con unas características y diseño muy acertados y la pifies con un detalle así. Pero bueno, he visto tantos y tantos casos de esto a lo largo de los años…

    Roberto, tu solución se me pasó por la cabeza, de hecho hasta lo estuve mirando. Pero al final no lo hice por 2 motivos: el primero es porque este portátil no lo suelo desplazar prácticamente (lo uso para trabajar en casa, para viajar y salir tengo un ultraportátil, que de hecho lo he renovado también hace poco), y el segundo porque también me daba un tanto de rabia tener que invertir más dinero del ya pagado (no es un gama baja ni mucho menos) por un error de la marca.

  • Modiglian

    Una razón más para seguir alegrándome de tener un MBpro.

    El cargador es pequeño (como dos cajetillas de tabaco unidas por el lateral) y ligero, y al usarlo no se calienta como si lo hubieran diseñado para freir bacon.

    • Modiglian

      Acabo de mirar el que lleva el Acer que le di a mi padre cuando me pasé a Mac… con ese cacharro se pueden matar rinocerontes y luego al enchufarlo se puede hacer rinoceronte a la parrilla.

  • Modiglian, coincido contigo, yo sólo he tenido un Mac (el famoso blanquito de 13 pulgadas) y reconozco que el cargador era bonito y pequeño, y el famoso enganche tipo imán un inventazo, seguramente ninguna otra marca podrá usarlo por estar patentado (digo yo, porque sino es inexplicable su no proliferación).

  • Modiglian

    Bueno, las patentes no han parado a Samsung y a otros en la tarea de copiar descaradamente, primero copiando a Motorola, luego a Nokia, luego a RIM (Blackberry), luego a Apple.

    Supongo que podrían hacer un conector magnético redondo en vez de rectangular con los bordes redondeados.

    También Sony solía (no lo sigo de cerca ahora) poner cuidado en que la palabra “diseño” no signifique solo “lo que se ve a primera vista”.

  • Alicia

    Llevaba buscando esta información desde hace varios días! muchas gracias, está muy útil de verdad. Besos