Inforadictos

Consejos para protegernos en las redes sociales

Las redes sociales son los espacios web ideales para compartir con nuestros conocidos toda clase de información acerca de nuestras vidas, como gustos, aficiones, preferencias o incluso datos personales o actividades del día a día. Hay veces en las que no nos damos cuenta pero, a medida que la red social se hace conocida, van apareciendo personas que, por un motivo u otro, se convierten en auténticos peligros: hablo de hackers, spammers o creadores de virus.

Todos estos perfiles se aprovechan de las vulnerabilidades de la red social o de la información que compartimos para poder perjudicarnos de alguna forma, bien sea impidiendo nuestro acceso, vendiendo nuestros datos a terceros o incluso manipularlos con el fin de obtener algún tipo de beneficio. Por estas razones y por otras muchas, es fundamental que sigamos ciertos consejos de seguridad y prevención para evitar que éstos se aprovechen de nosotros mientras utilizamos redes sociales como Facebook o Twitter, entre otras.

Los enlaces

Hay ocasiones en las que algún conocido ha accedido a alguna aplicación o plataforma con la que ha permitido que ésta misma tenga acceso y poder para poder publicar en su nombre. Si bien es cierto que en la mayoría de las ocasiones solo lo hacen con fines comerciales, hay otras tantas que esconden una segunda intención: la de enviar contenido malicioso a través de enlaces, donde el usuario hace clic y es redirigido a una página o aplicación que le puede causar más de un problema.

Es importantísimo que nos mantengamos alerta ante cualquier vínculo que recibamos en nuestros perfiles por parte de nuestros contactos. Se les ha de tratar con la misma precaución que aquellos que se envían desde el correo electrónico.

Preguntas de seguridad

Los hackers son expertos en utilizar el vínculo de “Olvidó su contraseña” para bombardear con respuestas sencillas las preguntas que le realiza el sistema de recuperación de contraseñas que posee la propia red social.

Si puedes evitarlo, no incluyas respuestas como lugar de nacimiento, años o colegio de la infancia, en muchas ocasiones estas respuestas se pueden encontrar en cualquier perfil público que tengamos creado. Si el sistema lo permite, créate tu propia pregunta de seguridad y asegúrate de incluir una respuesta que únicamente la conozcas tú. En el caso de que solo puedas ceñirte a poner una pregunta de las anteriores, haz que sea complicada de averiguar, incluso, añade un colegio o ciudad falsa para que éstos tengan más complicado hacerse con ella.

redes sociales

Direcciones de correo electrónico

A veces, se da la situación en la que al efectuar un nuevo registro en alguna red social, ésta nos ofrezca la posibilidad de conectarse con nuestra agenda de contactos para invitar automáticamente a todos aquellos que todavía no se encuentren dados de alta en dicha plataforma. Por norma general, este tipo de aplicaciones y servicios no suele influir ni afectar negativamente, aun ofreciéndoles las direcciones de nuestros amigos, pues únicamente enviarán un correo para invitarles a formar parte de su red.

Sin embargo, existen algunas otras que pueden utilizar estas cuentas de correo para almacenarlas en un fichero y bombardear con publicidad sus bandejas de entrada. Para evitar llegar a esto, procura no aceptar esta propuesta que nos realizan e invitarlos más tarde de forma manual. Tus amigos te lo agradecerán.

Los contactos

Hay que tener mucho cuidado a quién aceptamos como nueva amistad, pues si se trata de alguien que no conocemos o no conseguimos averiguar de dónde procede, es muy aconsejable que se omita la invitación para evitar que tenga acceso a nuestros contenidos personales un individuo que posiblemente no conozcamos. No te apures si resultó ser un conocido que no recordabas, siempre podrás agregarlo más tarde.

A pesar de que esta es una de las advertencias más importantes, son muchas las personas que con tal de conseguir multitud de amigos en su perfil, aceptan a personas que no conocen, haciendo que el riesgo aumente considerablemente y toda su información se pueda ver comprometida. Después vendrán los lamentos.

El acceso

Cuidado con el ordenador desde donde accedes a consultar tus perfiles sociales, existe un gran riesgo de pérdida de información, accesos no permitidos, robo de datos y pérdida completa de cuenta. Evita utilizar los ordenadores públicos, los cuales no necesariamente se encuentran solo en los cibercafés, sino que en las bibliotecas y facultades de la Universidad también se han de extremar las precauciones, ya que hablamos de ordenadores públicos en los que todo el mundo puede acceder.

Si lo haces, recuerda no dejar marcada la casilla de “recordar datos de acceso”, pues el siguiente que utilice el ordenador podría entrar fácilmente a nuestra cuenta. Asegúrate de reiniciar el pc una vez has finalizado la sesión y comprueba que ningún dato de acceso ha quedado guardado.


Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.