Cómo afecta la crisis al pequeño comercio (de informática)

Nuestro querido tendero digital, en su blog, hace referencia a un tema interesante del que me gustaría dar nuestro punto de vista. En su entrada titulada “A vueltas con la crisis” comenta en qué se está notando en su tienda la crisis económica que supuestamente está empezando. Aunque ya realicé un comentario en su bitácora, me gustaría dejar un pequeño grano de arena en la nuestra basado en nuestra experiencia propia de pequeña tienda “de pueblo”, que supongo que será aplicable en cierta manera a otros negocios que no tengan que ver con la informática.

Cuando estás en un negocio de cara al público hablas con mucha gente: clientes, proveedores, propietarios de negocios vecinos, familiares empresarios, etc. Y desde hace muchos meses no dejo de oír la palabra “crisis”, tanto en el mundo real como en el virtual. Y aunque este tema es muy socorrido para conversaciones efímeras (como el tiempo) y, a la vez, muy escandaloso, no veía yo que hubiera ningún indicativo de tal problema. Es decir en nuestro caso teníamos un ritmo más o menos normal y no se escuchaba ningún hecho notorio en la población que confirmara los malos augurios que no dejaban de comentarse en los corrillos. Tampoco se hacía mucho hincapié en las noticias, por ejemplo.

En internet muchos blogs un poco “catastrofistas” como el de Alberto Noguera no dejaban de proclamar a los cuatro vientos que todo este silencio era provocado, debido a la cercanía de las elecciones. Según ellos, al gobierno no le interesa que se intuya nada referente a la crisis hasta que no pase el día de las votaciones.

Y mira tú por donde resulta que a finales de noviembre-principios de diciembre empezamos a notar que el ambiente pre-navideño no era ni mucho menos parecido al de otros años. El aluvión de gente típico de esos días preparando los regalos, pidiendo presupuestos, haciendo reservas de material… pues como que no. Además de eso era algo que se notaba en el ambiente, no se veía tanta alegría “consumista”, no sé cómo describirlo exactamente aunque supongo que me entenderéis. En resumen: indudablemente se puede decir que estas navidades han sido las más flojas en cuanto a ventas en los 7 años que llevamos abiertos, y no sólo de ordenadores nuevos sino también de accesorios, periféricos, etc. Y eso que desde hace un tiempo los precios de los PCs está cayendo en picado, en parte gracias a la fortaleza del euro frente al dólar (yo alucino cuando veo módulos de 1 giga de memoria por unos 20 euros y discos duros de 500 gigas alrededor de los 70 euros).

Otro efecto colateral típico de las crisis es la agudización de un mal endémico de los comercios de poblaciones pequeñas: las deudas de los clientes morosos. Por desgracia es muy difícil hablar con alguien que posea un pequeño negocio/empresa y que no sufra de esta epidemia. Los impagos de clientes particulares ha crecido como la espuma desde diciembre, incluso clientes que eran muy cumplidores en ese tema están tardando mucho más de lo normal en aparecer por el establecimiento a liquidar parcial o totalmente sus compras, obligándonos a replantearnos este tema con mucha seriedad y empezar a comportarnos como las tiendas “de ciudad” (muy a pesar nuestro, ya que estas cosas son las que dan cierta ventaja al comercio tradicional frente a la gran superficie).

Vinculado con lo anterior hemos visto como en estos pocos meses varios negocios que llevaban ya algunos años funcionando han cerrado las puertas. Hablando con sus propietarios oyes lo que os estoy comentando: las ventas han bajado un montón, los clientes pagan tarde o directamente no pagan, el alquiler los ahoga, no ganan ni para obtener un sueldo decente que compense los dolores de cabeza y horas de trabajo extra que supone un negocio propio, etc. También han caido algunos constructores que hace no mucho se paseaban por el pueblo con sus Mercedes y ahora van con el c3 con los rótulos de la quebrada empresa todavía pintados. Y, mira que casualidad, ahora que han pasado las elecciones ya empezamos a ver en las noticias cositas preocupantes al respecto.

Lo que realmente me ha animado a escribir esta entrada ha sido un comentario de un cliente (trabajador en la construcción) que ha pasado por la tienda y hemos tenido esta conversación:

– Vaya la que se nos viene encima, ¿eh? Seguro que tú lo has notado también, ¿a que ya no vendéis tantos ordenadores como antes?

– Pues hombre, qué te voy a contar, cuando viene crisis nos toca a todos, algo se nota.

Y me suelta la siguiente frase antológica:

– Nosotros también lo hemos notado mucho, no se mueve nada. Y mira lo que te digo, ¿ves los bares? Ni una rata. Y cuando los bares empiezan a no tener clientela…. ¡agárrate!

Me he asomado a la calle y he visto que, lo que antes a esa hora era una calle llena de coches y los bares a rebosar de trabajadores que acaban su jornada, estaban casi vacíos. Y, entre nosotros, os confesaré que un pequeño escalofrío me ha recorrido la espalda.


Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • Muy buenas Homotecno. He llegado aquí a través de un comentario en STD. No puedo estar más de acuerdo contigo en el tema de la crisis. Yo vivo por la zona de la costa del sol y se nota una barbaridad. Lo único que espero es que esta crisis venga a corregir un poco el tema de los precios de todo (excepto de la informática, que ya de por sí está baja y no se como lo haceis para ganaros la vida con ella 😉 )

    Te agrego a mi feed RSS ¡Un saludo!

  • Hola Lolo, muchas gracias por tu participación en el blog. Pues aunque lo deseable sería que la crisis corrigiera los precios, yo lo veo desde otro punto de vista: precisamente la crisis viene por la subida de los mismos. Empezamos con la subida del Euribor, el carburante que siempre nos da unas “alegrías” que no veas, luego los cereales, la leche…. y cuando elementos tan básicos como esos empiezan a escalar y los sueldos no lo hacen en la misma proporción…. malo!!! Y lo peor de todo es que, como norma general, subir de precio es fácil pero bajarlo después no tanto.

    Como nota curiosa, en nuestro sector (siempre tan particular) estamos mejor que nunca en este aspecto. La informática está baratísima (en comparación a perídos anteriores). Cuando veo los precios de algunos portátiles, de la memoria, de los discos duros… pufff, hace meses no me lo podía ni imaginar. El tema del euro, que está muy fuerte en relación al dólar, tiene mucho que ver aunque haya muchas marcas que aplican a sus dispositivos la relación “1 dólar=1 euro” y eso tampoco debería ser.

  • Lo que no era normal es la subida de precios que ha habido estos años mientras que el IPC no parecía reflejar tanto esa subida. Desde que llegó nuestro amigo el euro el coste de la vida no ha hecho más que subir mientras que los sueldos no se han equiparado.

    Mi apreciación sobre el reajuste de precios con la crisis es precisamente que como se habla tanto de crisis ahora mismo y el consumo se está ralentizando, por narices tendrá que congelar los precios del que quiera seguir vendiendo al mismo ritmo (ya sean bienes o servicios). Lo que no es normal es lo que te cuesta hoy en día salir al cine o a cenar. Y siendo el ocio de lo primero que prescinde uno en épocas de crisis toca reajustar precios para incentivar el consumo o perder clientela. Ya ni te cuento lo contentos que tiene que estar los de los concesionarios de coches, que este año ya han tenido caidas espectaculares.

    Y en lo de la paridad euro dólar que se aplica tanto en dispositivos electrónicos mejor no hablo que me enciendo. Cada vez que me encuentro con algún caso de estos sangrantes me acuerdo lo “a favor” que están las grandes empresas con esto de la globalización y luego la cantidad de trabas que te ponen ellas mismas (garantías válidas solo en determinados territorios, regiones de los dvd’s… etc) para que no puedas importar los productos de donde más te convenga.

  • Como todo, las grandes empresas abrazan los conceptos en la parte que les interesa y el resto…

    Coincido contigo en lo que expresas sobre el sector del ocio. Hoy en día salir a cenar y al cine con tu pareja supone un desembolso que no es ni mucho menos contenido. Sin embargo, las entradas no dejan de subir cada año, y los precios de los coches no veo que bajen.

    Supongo que para que se note hará falta una crisis duradera, o si no larga en el tiempo sí muy destacada.

  • Pingback: La teletienda — Homotecno()

  • No puedo estar mas deacuerdo, yo llevo año y medio con una pequeña empresa de informatica y ha funcionado bastante bien hasta antes de las elecciones, despues de estas no llega a venderse practicamente un ordenador, y no me queda mas remedio que dedicarme por completo a las reparaciones y la instalcion de chips para consolas que es lo unico que da para poder sobrevivir, pero aun asi no se cuanto tiempo mas podre seguir pagando el alquiler de la tienda, estamos hasta el cuello y los impuestos no paran de subir, creo que sera mejor ir al paro que empeñar a toda mi familia hasta las cejas.

  • Ocras

    Es cierto Inforland, a mi en Enero y Febrero las cosas me han ido “casi” como en años anteriores, pero Marzo y Abril han sido una catástrofe en ventas de PC y portátil, prácticamente un 70% menos que años anteriores.
    El problema del hardware que algunos llaman cariñosamente “chatarra” es que con un margen tan ridículo las pequeñas empresas debemos facturar cifras que mueven empresas mucho más grandes y por consiguiente mucho más trabajo y quebraderos de cabeza.
    A todo esto hay que añadir que de un artículo en el que ganas limpios 6 euros, vas ha hacer el pedido y ves que tu proveedor lo ha subido de hoy para mañana 4 ó 5 euros, que el transporte te encarece otros tantos, con lo cual le dices al cliente que no se lo puedes traer, que tu proveedor tiene problemas de entrada o algun otro rollo que no te haga quedar como un idiota.
    Lo malo es que este cliente se va a otro sitio y normalmente ya no vuelve por tu tienda. Aparte ed la crisis, me parece que entre los mayoristas y algunos fabricante se estan cargando el sector, dandoles facilidades a los centros comerciales. Saludos…!!