Categoría - Gadgets

Nibbio, un Tablet con Android y Ubuntu

nibbio

De la mano de la firma napolitana DaVinci Mobile Technology, nos llega un nuevo e interesante Tablet ofrecido en dos versiones: Nibbio 3G y Nibbio FullHD, ambas con similares prestaciones salvo en su conectividad. Su característica más relevante radica en su interior, concretamente en el software que posee, ya que lo que llama verdaderamente la atención es el doble Sistema Operativo que tiene implementado, donde Ubuntu y Android conviven de forma simultánea.

Doble Sistema Operativo

Si el disco duro de tu ordenador personal está compartido por varios sistemas operativos, te resultará familiar aquella pantalla que encontramos nada más encenderlo, donde se nos pregunta con cuál de ellos arrancar. En estos nuevos Tablets tendremos exactamente la misma opción, podremos elegir el sistema operativo que deseemos. La versión que encontraremos de Android será la 4.0, mientras que si arrancamos con Ubuntu podremos disfrutar de Ubuntu Linux 12.

Esta nueva función resulta verdaderamente interesante para que podamos beneficiarnos de ambos sistemas operativos, pudiendo tener a nuestro alcance y de forma simultánea todas las aplicaciones que nos ofrecen ambos.

Un procesador a la altura

Su principal órgano, el procesador, ofrece un rendimiento muy similar a uno de los Tablets más populares de Samsung, la Galaxy Note 10.1, ya que ambas incluyen el modelo 4412 del Samsung Exynos Quad con cuatro núcleos trabajando a 1.6 GHz cada uno.

Por otra parte, dispone de una memoria RAM DDR3 de 2 GB y una capacidad de 32 GB de almacenamiento, haciendo que no echemos en falta aquellas ranuras microSD, las cuales no incorpora este nuevo modelo.

Leer más

Mi nuevo juguetito: Samsung Galaxy S2. Yoigo y su lista negra.

Como todos los que me seguís en Twitter ya sabéis muy bien por la tabarra que he estado dando, desde hace un par de días soy el feliz poseedor de un Samsung Galaxy S2, que viene a sustituir a mi anterior HTC Desire, el cual tiene el mérito de ser uno de los móviles que más me ha durado (quizá el que más).

Desde que empecé a leer sobre este terminal sabía que tenía que ser mío, y eso que no le tenía mucha fe a los móviles Samsung por experiencias pasadas. Al final, después de más tiempo del que pensaba que pasaría, ya está entre mis manos.

Samsung Galaxy S2

Después de muchos cálculos y de darle muchas vueltas, la opción era la siguiente:

– Mi número principal durante estos últimos años no puedo sacarlo de Orange, pues tengo un contrato básico pata negra (de los que quitaron al poco de sacarlos hace un par de años) con el cual tengo un 50% de descuento sobre el total de la factura. Eso sí, no puedo coger ningún terminal por puntos ni cambiar de plan. Esta tarifa, teniendo en cuenta que estamos hablando de Orange y no de una OMV, es buenísima y si hiciera un cambio en esa línea la perdería para siempre. Así que nada, ese número se queda donde está, inamovible, por lo que pueda pasar.

– Tengo un número Gold que compré hace ya algún tiempo y que está olvidado en un cajón, en modalidad contrato con cuidado para que no caduque. El número tiene esta estructura: 6XY XXX YYY. Vamos, por ejemplo podría ser 689 888 999. Personalmente, me encanta.

Teniendo en cuenta estas bases, la idea era hacer una portabilidad con el número Gold a Yoigo a través de The Phone House ya que aplicando ciertos descuentos (como por ejemplo entregar un móvil viejo) me salía por 72 euros, eso sí firmando una permanencia de 24 meses con la tarifa del 4. Una vez hecho esto el número Gold pasaría a ser mi número principal, que ya tenía ganas de poder usarlo. Mi línea anterior la dejaría con el consumo mínimo mensual de 7,5 euros mas IVA, haciendo un desvío al número gold y la usaría de vez en cuando para llamadas esporádicas si me sobraran minutos.

Muy bonito, ¿verdad? Pues bien, al final (y con mucha sorpresa por mi parte) no ha podido ser:

Leer más

Luarna.com, o como deberian ser todas las librerias y editoriales virtuales

IRiver Story Buscando información en la red sobre librerías virtuales y lectores de ebooks, me he encontrado con una web que me ha gustado mucho por la filosofía que asume en cuanto a la distribución electrónica de libros: Luarna.

La empresa que distribuye el Papyre en nuestro país, Grammata, ya me hizo ver por dónde deberían encaminarse las nuevas librerías virtuales: páginas web donde poder conseguir libros en formato adecuado a la nueva revolución que se avecina (los lectores de libros electrónicos), a un precio adecuado y donde la venta del dispositivo lector no es la base del negocio, sino el iniciador de éste. En otras palabras: hay que ofrecer los lectores de ebooks a precios interesantes (o al menos todo lo interesantes que esta nueva tecnología permite por el momento) y con características que les permita llegar al gran público (por ejemplo diversidad de colores para elegir, los tenderos sabemos muy bien lo que le gustan los colorines a la gente) para que así, poco a poco, vaya creándose un parque de poseedores de dicho gadget lo suficientemente grande para que los ingresos provenientes de los libros electrónicos permitan crear un negocio sostenible. Como apunte personal, diré que me encanta y me ilusiona este nuevo punto de vista en el negocio editorial, ya que para mí todo son ventajas: el escritor gana más dinero y el cliente paga (o debería pagar) mucho menos por cada título.

Pero en la página de Grammata faltaba algo esencial: libros para comprar. En el momento en que adquirí mi Papyre, y por lo que veo ahora también, sólo hay títulos libres de derechos de autor. Para ser exactos del todo, se pueden comprar dos colecciones compuestas por este tipo de libros, en las que el cliente paga por la recopilación y no por los libros en sí. Aquellos que compran el Papyre ya tienen estas colecciones pues son las que vienen en las SD que se dan con el dispositivo, así que supongo que el objetivo es dar la impresión de cierto valor al “regalo” que te ofrecen.

Y, volviendo al hilo original que quería seguir, hoy me he encontrado con una web que parece seguir el camino que sería deseable. En Luarna encontraremos los dos apartados básicos antedichos y que paso a analizar:

Leer más

Cuidado con la bateria del Papyre, posibles problemas si la descargamos demasiado

Ayer por la noche me llevé un susto de muerte. El gadget que más satisfacción me está dando de todos los que me he comprado últimamente, el lector de ebooks Papyre, se quedó frito mientras estaba leyendo la tercera parte de la trilogía Millenium (La reina en el palacio de las corrientes de aire).

papyre-51

Estaba yo tan tranquilo dale que te pego, cuando al pasar página vi que se encendía una luz roja en el led indicador de actividad. La pantalla se había quedado fija y no respondía a ninguna pulsación. Saqué la tarjeta SD por si acaso era un fallo de este dispositivo, pero nada. Así que lo dejé estar y me dispuse a dormir, con la idea de hacerle unas pruebas al día siguiente en la tienda.

Y así llegamos a hoy. Me ha venido a la cabeza cierto artículo que leí en un blog respecto a que algunos usuarios habían experimentado problemas si dejaban que la batería se descargara demasiado. En mi caso, falló cuando le quedaba un solo nivel en el indicador. Así que me puse a buscar y encontré dicho blog: Leer libros. En su entrada titulada La batería de nuestro Papyre 6.1, el autor nos explica:

“Ya hay algunos usuarios que han tenido problemas con las baterías de sus Papyre, en la mayoría de los casos por dejarlas descargar demasiado, por eso voy a intentar explicar un poco como funcionan este tipo de baterías…

Las baterías de los móviles y de muchos dispositivos electrónicos, como nuestro lector, son del tipo de iones de litio, polímeros de litio o alguno de sus derivados… también tienen sus inconvenientes…

… son muy sensibles a caer por debajo de un valor determinado de carga, si sobrepasamos mucho este valor pueden ser baterías irrecuperables…

… Cuando esto ocurre, normalmente porque hemos dejado sin recargar mucho tiempo, la batería cae por debajo de un valor crítico de carga antes de no poder ya alimentar al lector (algo que debía de controlar el fabricante mediante la electrónica del Papyre) pudiendo ocurrir dos cosas, la primera es que la batería sea ya incapaz de cargar y la segunda que nos estemos moviendo muy cerca de este valor crítico y la podamos reanimar. Normalmente nos damos cuenta cuando cargamos el lector y al terminar encendemos el Papyre pero éste no arranca y parece muerto, para tras varios intentos de recarga y encendido, por fin arrancar…”

En mi caso, los síntomas del problema eran:

Leer más

Mi nueva camara de fotos digital: Canon IXUS 100IS 12Mpx negra

Nunca he sido un gran aficionado a la fotografía y el vídeo. Al contrario que otros conocidos o amigos, no soy de los que suele llevar la cámara encima ni de los que, llevándola, la sacan a la primera de cambio. Por eso habréis detectado, en cada post que he hecho de mis móviles nuevos, la importancia que le doy a la calidad de la cámara que éstos incorporan, ya que gran parte de mis fotos/vídeos provienen de estos dispositivos.

Evidentemente, cuando un tema no te gusta demasiado tampoco le prestas la atención que se merece. Y es que temas como la ISO, la exposición, el encuadre, etc. me suenan casi a chino. Yo siempre he dicho que, para mí, la cámara ideal es aquella en la que puedes dejarla con los ajustes por defecto, la sacas, apuntas y disparas, y encima la foto resultante tiene una buena calidad.

Tanto es así, que me avergüenza reconocer que hasta hace pocos días la cámara digital que usaba era una Airis DC61 de 6Mpx, concretamente esta:

Y le tenía hasta cierto cariño y todo, porque a la pobre no la he sacado a pasear muy a menudo, de hecho yo diría que hace más de un año que no sale de casa. Por otra parte, muchas de las fotos que hay en este blog se han hecho con ella.

Pero en eso que me fijé en un modelo de Canon en una de mis compras a mi mayorista habitual, porque para empezar estaba disponible en varios colores que se alejaban del típico plateado de toda la vida. Se trataba de la Canon IXUS 100IS (características técnicas aquí):

canon ixus 100is negra canon ixux 100is roja canon ixus 100is ocre

Se podría decir que me enamoré perdidamente de la de color negro. Y claro, cuando uno se enamora ya se sabe lo que pasa. Empecé a buscar información y opiniones en la web y la opinión unánime, tanto de reviews profesionales como de usuarios finales, era que se trataba de una compacta que otorgaba un grado bastante alto de satisfacción a sus poseedores.

Como suele ser habitual en mí, no me lo pensé demasiado y hace unos pocos días que la tengo:

Lo primero que pensé cuando abrí la caja y la tuve entre mis manos es que cuán acertado estaba el término “compacta” para esta cámara. Es realmente pequeña y bastante liviana (87 x 54,5 x 18,4 mm, 115 gramos), sobre todo comparada con la Airis (la pobre parece antediluviana a su lado). Es exactamente la mitad de gruesa, creo que con esto lo digo todo.

Leer más