¿Baterías 10 veces más duraderas?


Hace unos meses publiqué una noticia relacionada con la duración de las baterías de nuestros smartphones, las cuales se agotan cada vez más rápido debido al aumento de potencia y recursos que consumen nuestros terminales. Se trataba de Baterías de NanoTritium, una tecnología desconocida para muchos pero ya aplicada en otros campos desde hace unos cuantos años, donde se mostraba un posible interés por incorporarla a nuestros actuales dispositivos móviles al aumentar la capacidad de la batería considerablemente.

baterias

Pues bien, navegando por la red he observado una noticia que me ha hecho retomar la esperanza de que algún día podamos disfrutar de baterías acordes a la época tecnológica en la que nos encontramos. No me miréis así, la batería es posiblemente el componente más antiguo y subdesarrollado de un smartphone, hasta el tradicional botón ha evolucionado antes que ella.

Dejando de lado exageraciones y aunque nos hayamos acostumbrado a estas limitaciones, trastear el terminal escuchando música, viendo el correo o chateando, no debería hacer que la batería “muriera” en un plazo no superior al de las 24 horas. Puede que pida mucho, igual demasiado, pero por pedir que no quede. A todos nos ha pasado, estar whatsappeando durante el día mientras escuchamos música, hacer fotos, llegar la noche y encontrarnos con que del 98% hemos pasado a un triste 12%.

La noticia que hoy traigo va a hacer cambiar las esperanzas de muchos, sobre todo, de aquellos que viven pegados a un cargador. Se trata de un nuevo material capaz de lograr que las baterías aumenten su capacidad hasta diez veces más. La culpa de todo esto la tiene Shin-Etsu, una empresa japonesa dedicada a la fabricación de semiconductores, ya que gracias al uso de su tecnología, han conseguido fabricar una especie de láminas de silicona capaces de retener la carga eléctrica de una forma mucho más efectiva que con los actuales modelos fabricados en carbono.

shin-etsu-bateria

El nuevo producto parece viable y la compañía nipona está barajando la posibilidad de lanzar este producto al mercado en menos de cinco años, cuando haya estudiado su comportamiento y neutralizado cualquier riesgo para la salud que pudieran ocasionar estos nuevos modelos. Ya se ha procedido a enviar los prototipos a multitud de fabricantes de baterías para que determinen el coste de producción.

Aumentar 10 veces la capacidad de una batería podría ser un auténtico boom, tanto para smartphones como para cualquier otro dispositivo alimentado con baterías de iones de litio. ¿Te imaginas cargar el móvil cada semana? Yo todavía no lo consigo visualizar a pesar de leer esta noticia y mostrar públicamente mi alegría.

Aunque por otra parte, aparecen serias dudas sobre si estas prestaciones llegarán al mercado con esos 10 pluses de energía como aseguran, ya que como todos sabemos, el mundo de los recambios genera miles de millones de euros cada año y supongo que al mes también.

baterias_movile

Imaginemos por un momento que la simpática Shin-Etsu patenta el proceso (que ya lo habrá hecho) y empieza a distribuirlas de forma masiva, entonces tendremos baterías Shin-Etsu a 220€ y baterías tradicionales Samsung o Paquita de toda la vida a 20€, ¿Crees que Paquita, Samsung y cualquier gran almacén dedicado a la venta de consumibles lo van a permitir? Se les acaba el negocio, la gente tardará más en volver.

Las bombillas que no se funden ya están inventadas en muchas partes del planeta, y según afirmaban aquellos que trabajaban sobre esta tecnología, estaban buscando alternativas para sacarlas al mercado porque en ningún gran almacén aceptaron comprar el producto.

Sea como sea, esperemos que lleguen pronto, no sean muy caras y al menos, dupliquen las prestaciones que hoy en día “disfrutamos”.

Acerca del autor Ver todos los posts

Andrés

Ingeniero informático en formación. Desde que nací con un ordenador bajo el brazo, consumo tecnología casi a diario. Me gusta escribir sobre aquello que merece la pena y me declaro fan incondicional del social media y la redacción.