6 razones para no comprar móviles Samsung

Desde hace ya un tiempo, mis móviles principales (smartphones con Android) siempre han sido Samsung. Mi “conversión” empezó con el Galaxy S2. Luego pasé por el Galaxy S3, el Note 2, el Galaxy S4 y el Note 3 (en este orden). En realidad era inevitable, ya que no había prácticamente ninguna marca que le pudiera hacer sombra al fulgurante éxito que Samsung ha conseguido en un plazo relativamente corto. Y eso a pesar de cometer lo que, para mí, son fallos incomprensibles que justificarían el ajusticiamiento público de los ingenieros de la marca: la carencia de LED de notificaciones en el S2 (todavía no me explico cómo pudieron hacer semejante barbaridad con un terminal que en su día fue el top absoluto en el mercado), el empeño enfermizo de poner (contra todo dictado natural) el altavoz en la parte posterior de los terminales, la carencia de botón dedicado para la cámara, los defectos de fabricación y, por qué no decirlo, el desconcierto y frustración que produce saber que la mejor calidad de sonido que se ha escuchado en un móvil fue antes de la era smartphone, en la época dorada de los Nokia (destacando el N95 y el 5800 Xpress Music, hace ya más de 5 años).

galaxy note 3

Por supuesto, hay que reconocer que Samsung ha tenido posiblemente más aciertos que fallos, sino sería imposible que hubiera llegado al lugar donde está. Ahí queda la evolución en el peso de los terminales (el S4 y el Note 3 son una auténtica gozada en este aspecto para el hardware que llevan, cada uno en su categoría), la delgadez, la incorporación de botones físicos (sí, para mí mucho mejores que los que aparecen vía software), las apuestas arriesgadas y al final fructuosas como la creación de la gama Note… Todo esto y mucho más han logrado que los coreanos lograran el sueño dorado de toda empresa: que sus productos sean sinónimo de ser “lo mejor del mercado” en la conciencia colectiva.

Pero los nuevos gigantes tienen los pies de barro y el riesgo de caer sigue siendo un factor no tan descabellado. Nadie podía imaginar que Nokia, otrora la empresa tecnológica por antonomasia, podía llegar a la ruina que es hoy en día. ¿Y qué decir de BlackBerry o HTC? Pues bien, creo que a Samsung es muy probable que le haya llegado la hora de empezar el ocaso. No será mañana ni pasado, seguramente todavía quedará bastante para que esto pueda materializarse y no será de forma abrupta, pero cuando un tecnoadicto como yo (que suele hacerse con cada novedad de gama alta que saca una marca) llega a un punto en el que se plantea seriamente abandonar dicha fidelidad… es que algo está pasando.

Sin más dilación, paso a exponeros los motivos por los que deberíamos plantearnos si debemos comprar un móvil Samsung:

1.- El Bloatware. Con este término, nos referimos a la cantidad de programas (muchas veces no deseados) que incorporan las marcas en los dispositivos y que no forman parte esencial del sistema operativo. Estos programas consumen muchos recursos del sistema (CPU, memoria de almacenamiento y RAM) y, por tanto, también pueden incidir notablemente en la duración de la batería.

bloatware

Samsung es posiblemente el fabricante que más bloatware incorpora en sus móviles, o al menos esa es la percepción que tengo después de haber probado terminales de varias compañías diferentes. Muchos de los programas que se incorporan “de casa” podrían ser prescindibles, entre otras cosas porque son fácilmente instalables desde Google Play para aquellos que quieran tenerlos. Ejemplos claros pueden ser Tripadvisor, Flipboard, Google+, Yahoo, ChatOn, Chrome, Youtube, Hubs de música, juegos, libros, etc. …. En este artículo de Xataka, por ejemplo, explican como quitar nada más y nada menos que 600 MB de programas innecesarios del S4 (600 megas que tendrá de más el usuario para sus cosas).

Lo que más rabia da es observar cómo gran parte de esta basura viene incluida por intereses propios del fabricante (y no por el bien de los usuarios). Me recuerda en cierta manera a lo que pasa con los portátiles, pero con estos al menos ves que las negociaciones con desarrolladores de software para incluir sus productos redundan en unos precios mejores. No así en los móviles, saliendo como salió el Note 3 a 749 euros al mercado no se puede decir que los usuarios aprecien algún tipo de rebaja por tener que soportar el bloatware.

2.- Calidad de fabricación y diseño. El S2 fue un móvil robusto como pocos smartphone he visto, sin embargo todo apunta a que a partir del S3 la cosa ya no es igual. A la experiencia propia me remito: cayéndome el mismo desde una altura equivalente a mi cintura, sin que fuera especialmente violento el golpe, me quedé con la pantalla hecha añicos. Leyendo foros de telefonía, me di cuenta de que no era el único ni muchísimo menos. Entonces, ¿para qué tanta publicidad al cristal Gorilla Glass si al final resulta que no puede soportar un golpe de lo más normal? ¿de qué nos sirven los vídeos de gente intentando arañar la pantalla con llaves, cutters, etc. y que luego quede impoluta, si a nosotros en nada se nos parte? Y no es algo que se quede en el S3, en el S4 también tengo un caso cercano con la misma situación.

galaxy s3 pantalla rota

Sí, muchos me diréis que eso es algo que puede pasar en cualquier smartphone… Pero yo os recuerdo que no todos cuestan lo que un Samsung tope gama como son los modelos de los que estamos hablando. Creo que dicho precio justificaría que no se partiera la pantalla a la mínima de cambio, con costes de reparación bordeando los 200 euros.

Otro aspecto que también entraría en este apartado es el uso de plásticos y no otros materiales más “nobles” para la fabricación de las carcasas. El plástico sin duda tiene la ventaja de aligerar al máximo los terminales, e incluso si me aprietan diría que las sustituciones más baratas son un punto más a favor. Pero desde luego un móvil con acabados en aluminio como el HTC One son otro mundo en cuanto a sensación de robustez y calidad. ¿O acaso el éxito de los Iphone se debe sólo a su sistema operativo? Los Samsung son móviles caros con sensación de baratos.

Por último, cabría mencionar algo que ya he comentado al principio: el altavoz. Además de la vergüenza que supone que un móvil de más de 500 euros sólo incorpore uno… ¡para acabarlo de matar van y lo ponen en la parte trasera! Porque claro, lo más natural para escuchar música es dejar el móvil boca abajo, ¡de toda la vida oye! Durante mucho tiempo me ha parecido increíble que ninguna marca pensara en esto (y si alguna tenía que cambiarlo tenía que haber sido Samsung), algo que era tan sumamente evidente que te preguntas qué títulos deben tener los ingenieros de las marcas para no darle solución. Es ahora, muy  muy tarde, cuando ya empiezo a ver cambios como con el Note 3, HTC One y Nexus 5, con disposiciones mucho más lógicas… ahora sólo queda que se estandarice el uso de 2 altavoces y que se refuerce la calidad de los mismos para al menos volver a la época del Nokia 5800 Xpress Music, y a partir de ahí a ver si podemos avanzar.

3.- Defectos de hardware y/o software. El peso de ser la marca puntera del mercado y la presión que esto supone también tiene su lado oscuro. Las prisas por sacar un nuevo modelo pueden suponer defectos que, si hay suerte, se pueden subsanar con actualizaciones de software o, en el peor de los casos, son fallos de componentes físicos que implicarán la visita al servicio técnico y el estar varias semanas si tu móvil.

Samsung ha tenido algunos de estos problemas recientemente. Tristemente famoso fue el caso del Galaxy S3 y su muerte súbita, error por el cual el móvil de repente dejaba de arrancar. No fue demasiado acertada la actuación de la marca, con respuestas tardías y poco claras y con plazos de 30 a 40 días para reparar (que no cambiar) los terminales afectados. El colmo fue el hecho de que XDA, una comunidad de desarrolladores que no tiene nada que ver con Samsung, sacara una solución al problema incluso antes que la misma marca.

Más recientemente, el Note 3 también ha sido noticia porque muchos usuarios están reportando problemas con el botón físico central (Home), que parece que en determinadas situaciones puede descentrarse y no encajar correctamente.

nexusae0_note3button_thumb-660x595

Desde mi punto de vista, terminales de este rango de precios no pueden salir al mercado con errores como los descritos. Los ciclos actuales de presentación de novedades, que comprenden unos meses de un modelo a otro, sumado al hecho del secretismo aplicado para que no se filtren fotos y características, impiden a todas luces un proceso de prueba adecuado que impedirían casos como los descritos.

4.- Actualizaciones no tan competitivas. Los que estamos metidos en los mundos de la tecnología solemos tener grabado a fuego una máxima: las actualizaciones son para mejorar. Por ello, los tecnoadictos solemos lanzarnos como posesos a instalar cada nueva versión que el fabricante saca de sus ROMs con la idea de que el dispositivo actualizado funcionará mejor, más rápido y con menos consumo de batería.

Nada más lejos de la realidad. Con Samsung, esto no es garantía de nada. He sufrido en mis carnes varios ejemplos a lo largo del tiempo, siendo casos evidentes los del Note 2 y el S4: en ambos, las primeras versiones tenían una duración de batería digna de admiración (especialmente notable en el Note 2). Sin embargo, a medida que iba actualizándolos a las nuevas versiones (que se suponía que arreglaban fallos y mejoraban ciertos aspectos) el decrecimiento en autonomía era más que palpable. Y luego vienen los efectos secundarios: horas y horas intentando ajustar todos los parámetros posibles, instalando y desinstalando programas, para ver cómo poder igualar la duración que tenías al principio… tarea por cierto bastante poco fructífera como norma general.

Al final, lo único que se consigue es una gran frustración ya que a nadie le gusta ver cómo su terminal estrella es cada vez menos brillante.

5.- Restricciones por región de uso. Esto ya es lo último que me podía esperar. Si no teníamos bastante con las limitaciones que hemos vivido en épocas pasadas con el tema de las películas, por ejemplo, ahora resulta que va Samsung y cuando te vende un Note 3, te dice que NO PUEDES USARLO fuera de la Unión Europea. ¡Ahí, para chulo chulo, mi pirulo!

Samsung Galaxy Note 3 aviso región

Veámoslo desde otro punto de vista. Me vendes un móvil que cuesta la friolera de 649 euros (eso si no eres tonto y lo has comprado en Media Markt a 749) y me dices que, por imposición divina, si salgo de viaje fuera de Europa no puedo usarlo por limitaciones de software. Vamos, porque a la marca no se le sale de los mismísimos, ya que a nivel técnico nada lo impide. Ole, ole y ole. Y ojo, no perdamos de vista que es un terminal precisamente orientado (en principio) a gente de alto poder adquisitivo y con un uso bastante profesional (pongamos por ejemplo directivos), lo cual implica que no es tan descabellado pensar que dichas personas tengan que viajar de manera relativamente frecuente.

Mi opinión es que esta limitación está enfocada a no permitir la venta cruzada de dispositivos entre regiones, ya que como ocurría en el S4 las características técnicas del Note 3 son diferentes en América (allí procesador Exynos de 8 núcleos, aquí Snapdragon de 4). Tengo entendido que hay formas de saltarse dicha restricción cuando haga X meses que tienes el dispositivo llamando a un teléfono específico de Samsung (esta información no la tengo comprobada, me pareció leerlo en algún foro), pero sea como sea, no deja de representar un atentado flagrante, desproporcionado, dictatorial y artificial contra la libertad de sus clientes… y estas cosas no suelen significar nada bueno para una marca a largo plazo.

6.- Restricciones al ROOT de terminales y negación de garantía. Ligado a lo anterior, nos encontramos ante el típico caso de marca que quiere comerse el mercado y que se convierte en “colega” de sus clientes, facilitándoles acciones como en este caso el rooteo de sus móviles (algo que debería ser casi obligatorio). Aún recuerdo las mil y una peripecias que tuve que hacer para rootear mi HTC Desire, y cómo Samsung rompió los esquemas al hacer que convertirse en superusuario fuera de lo más sencillo.

Pero los tiempos cambian, el niño ha crecido hasta convertirse en el matón del patio y ahora ya no interesa ser tan amiguito de tus compradores. Qué se habrán creído estos. Así que ni cortos ni perezosos, han empezado a introducir una pequeña amenaza para disuadirnos de que podamos hacer lo que queramos con NUESTRO móvil: un contador de flasheos, que indique claramente cuándo un usuario ha hecho root en el dispositivo, de manera que puedan NEGAR la garantía si se ha producido este hecho. Ni más, ni menos. De momento esto está implementado en el Note 3 pero se extenderá a otros como el S4 con sucesivas actualizaciones.

Tengo mis serias dudas de que esto sea hasta legal, en el sentido de que creo recordar que había sentencias de nivel europeo que avalaban estas actuaciones por parte de los usuarios. Y es que es de lógica aplastante: si yo modifico a nivel de software un dispositivo y el mismo se rompe por algo totalmente ajeno a esa modificación, no se puede justificar que no me lo cojas en garantía. Como decía, es el típico caso de cambio de mentalidad empresarial cuando ya has conseguido llegar a lo más alto, sin embargo dar la espalda de manera tan sumamente descarada a tus clientes no puede llevar a nada bueno a largo plazo.

Aplicaciones-Android-Usuarios-Root

Y aquí acaba esta exposición personal de los motivos que me están haciendo plantearme seriamente dejar de comprar móviles Samsung (a no ser que haya un cambio palpable en ellos). No hay que perder de vista que otras marcas están dando ejemplos que hacen pensar en un posible “golpe de estado” al territorio donde Samsung domina con mano de hierro: HTC con su One o incluso la denostada LG con su G2 están dando ejemplos de que dormirse en los laureles puede suponer un cambio de tendencia en cuanto menos te lo esperes. E incluso Google con su Nexus 5 ha dado un golpe sonoro en la mesa al ofrecer un hardware más potente incluso que el del S4 a un precio mucho menor. Se presenta un campo de batalla digno de estudio.


Acerca del autor Ver todos los posts Web del autor

Juanjo

Me llamo Juanjo y en un sucinto resumen se podría decir que soy un informático adicto a las series, el cine y la lectura, además de apasionado por los ordenadores, móviles, gadgets, internet, videojuegos… lo que viene a ser un geek ;).

  • ¡Que gran post Homotecno y cuantas verdades!

    Yo sigo con mi viejo i9000, casi indestructible después de tres años de caídas e incluso de probar el agua del cubo de la fregona en una ocasión, pero ahí sigue dándome el uso, eso sí gracias a Cyanogen…

    Yo me encuentro con el problema de que me parecen desmesuradas las pantallas de 5″ y no encuentro un móvil de 4,5″ con un hardware al nivel de los “top” para cuando el sgs muera definitivamente.

    ¿Has probado alguno que merezca la pena pagar por él?

    ¡Gracias!

  • Muchas gracias Santeador!!! Y muchas gracias también por comentarnos el ejemplo de tu Galaxy S, lo cual no hace sino reforzar mi idea de que el tema de la resistencia cayó en picado a partir del S3.

    Respecto a tu pregunta… pues la cosa está difícil. Ahora mismo no hay ningún terminal que me “emocione” una vez probados los tope gama de Samsung y estando con el Nexus 5. Las pantallas de 5 pulgadas para mí son ideales si el terminal acompaña en tamaño y peso (el Nexus en esto sí se luce). Por tanto, no sabría decirte ahora mismo ninguno que me salga de manera espontánea.

  • Menos mal que me saqué un Xperia Z1 y no un Galaxy S4. Tenía el Galaxy S1 (el i9000) pero ya no reconoce la sim y se recalienta. Se ve muy bien la pantalla del Sony, pero es muy grande y no puedo operar el teléfono con una mano. Me pasa lo mismo que a Santeador, no encontré un terminal con estas características con menos pulgadas de pantalla.

  • Pepe

    ¿Opiniones sobre los Xiaomi? En especificaciones / precio tienen buena pinta, pero siempre está la duda flotando.

    En cuanto a los Samsung estoy totalmente de acuerdo, no contemplo comprar nada.

    Y si no se pone ninguno a tiro, a seguir con el w910i.

  • Pues justo preguntarle a Homotecno me encuentro con el Motorola Moto G a 175€ en su versión de 8GB (tengo la misma en el i9000 y me sobra).

    http://www.motorola.com/us/consumers/moto-g/Moto-G/moto-g-pdp.html

    Además parece que Google regalaría 65GB adicionales de almacenamiento en su Drive, que sumados a loas 15GB que ya ofrece gratuitamente, serían 80GB, aunque fuesen en la nube, no está nada mal…

    Lo único es que estoy buscando si tiene giroscopio y no lo encuentro en ninguna especificación 🙁

  • En esta página de comparaciones dicen que sí tiene giroscopio… ¿Lo podrías confirmar, Homotecno?

    http://versus.com/en/motorola-moto-g-vs-samsung-galaxy-ace-2#motorola-moto-g

    ¡Gracias!

  • Adela

    Yo en lo que va de dos años a la fecha, ya tuve dos samsung S III, El primero entro a service por un problema de software, y luego de placa que no se consigue, y me tuvieron que dar otro equipo acondicionado, que son los que se muestran a la venta pero son nuevos… El primero durò un año exactamente, como se vencia la garantìa de fàbrica, le puse una garantìa de manera particular, y justo a los seis meses, se tildaba, se quedaba cargando, se quedaba con luz azùl y no hacìa nada, o cualquiera fuere la operaciòn que estaba haciendo no respondìa a los controles, conclusiòn, fuè al servicio tècnico, porque sacarle la bateria para que arranque un promedio de diez veces al dìa no era agradable… Me dieron por la garantìa y por suerte un celu que es gama Media, yo querìa un S 4, menos mal que no me lo dieron tengo desde hace dos semanas un Moto X, que me contesta mensajes, me despierta, me busca paginas en google, tiene una bateria impresionante, dura mas de un dìa y usandolo a full, y vuela, con 3g, en el colectivo entran todas las notificaciones mientras que con el samsung nunca pude atender ni un mensaje de facebook por dar un ejemplo… yo amaba los samsung pero ahora prefiero mi Moto X es fantàstico superò mis espectativas, mas todo lo que no se usar, y eso que no es el que tiene 32 gb es el de 16, pero tengo 50 gb disponibles en la nube de google para fotos , videos, y documentos, por dos años, despues verè que hago si sigo caminando por estas tierras, gracias por permitirme opinar, es una pena, porque es como de una copa de cristal pasar a la copa de vidrio, que en este caso me quedo con la copa de vidrio. Excelente el comentario de Homotecno, un genio, te felicito .